¿Qué es el PVPC?

 
Qué es la tarifa del Precio Voluntario al Pequeño Consumidor

La tarifa PVPC o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor es la tarifa de luz que pertenece al mercado regulado de la electricidad. Ésta es la tarifa que hay que tener contratada para poder solicitar el bono social de luz y beneficiarte de esta ayuda para reducir el coste de las facturas de luz.


¿Qué es el PVPC?

El PVPC es el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor. Esta es la tarifa de luz que pertenece al mercado regulado, es decir, la que tiene unos precios de la luz fijados por el Gobierno. Esta tarifa es la que antes se conocía como Tarifa de Último Recurso.

Para disfrutar del bono social de luz es imprescindible tener contratada esta tarifa, que además sólo está disponible para los consumidores que tienen una potencia contratada inferior a 10 kW.

Las tarifas de luz del mercado regulado pueden ser de tres modalidades:

  1. Tarifa de luz por horas. Con esta tarifa tienes un precio distinto de la luz a cada hora que varía todos los días, según el precio que vaya marcando Red Eléctrica de España. El precio del PVPC se puede consultar desde las 20h de la noche anterior, de forma que el cliente pueda aprovechar las horas más baratas de la luz. Para disfrutar de esta tarifa es necesario tener instalado un contador digital de luz, que debe ser instalado por la distribuidora eléctrica de tu zona. Este tipo de contador es el que puede diferenciar qué cantidad de luz consumes en cada momento para poder cobrarla al precio que corresponde.
  2. Precio Medio Ponderado o PMP. Esta es la tarifa PVPC que se aplica a los clientes que aún tienen un contador de los antiguos en casa, es decir, un contador analógico de luz. Como estos contadores no pueden diferenciar las horas a las que consumes luz para aplicar los diferentes precios, lo que hace es registrar la cantidad total de energía que consumes al mes y cobrártela al precio medio que haya tenido el PVPC durante ese tiempo. Esta tarifa es una solución provisional para que estos clientes puedan estar en el mercado regulado, pero desaparecerá dentro de poco. Y es que, por ley, las distribuidoras eléctricas deben cambiar todos los contadores de luz analógicos por digitales antes de que finalice 2018. Así, todo el mundo podrá tener una tarifa de luz por horas si es lo que desean.
  3. Tarifa fija anual. Esta tarifa permite disfrutar de un precio fijo de la luz durante todo el año siguiente. Al contratar esta tarifa se establece un compromiso de permanencia con la compañía durante este tiempo. Esta es una buena alternativa a la tarifa de luz por horas en cuanto a la estabilidad que ofrece, ya que siempre sabrás a qué precio vas a pagar la luz. Sin embargo, el coste suele ser bastante más elevado que el precio real que tiene la electricidad.

De ellas, la tarifa fija anual no se suele incluir como un tipo de tarifa PVPC, ya que el precio que ofrecen lo decide cada comercializadora. Esta es una tarifa que el Gobierno obliga a que ofrezcan las compañías de luz, pero cada una puede ofrecerla con el precio que ellas crean conveniente para sus usuarios.

Si no tienes claro qué tarifa de luz tienes contratada sólo necesitas comprobar el apartado 'Datos del Contrato' de tu factura de la luz. En este epígrafe debe aparecer un concepto en el que se distinga la tarifa por la que se está rigiendo tu facturación.

Si en este concepto aparece 'Tarifa PVPC' o 'Tarifa regulada', entonces ya tienes contratada esta tarifa.

Si quieres pedir el bono social pero aún no tienes PVPC, no te preocupes, puedes hacer tu solicitud y, si es aceptada, la comercializadora procederá a hacerte el cambio habiéndote consultado previamente.

Mercado regulado eléctrico

El mercado regulado eléctrico es la parte en la que el Gobierno, junto con Red Eléctrica de España, establece los precios de la luz. Desde la liberalización del mercado eléctrico en 2009, cada consumidor tiene la libertad de elegir qué tarifa de luz quiere contratar y con qué compañía. De esta forma puedes contratar en cada momento la tarifa que más conviene a tu bolsillo.

Ante la variedad de ofertas del mercado, el Gobierno continuó planteando la suya propia, estableciendo así la tarifa del mercado regulado. En un principio, esta tarifa tenía el nombre de Tarifa de Último Recurso. Sin embargo, en 2014, pasó a llamarse Precio Voluntario al Pequeño Consumidor.

Cómo es la discriminación horaria en dos periodos

En esta ocasión la reforma iba dirigida a replantear la forma en la que se establecía el precio de la luz en el mercado regulado. Este proceso antes se basaba en un sistema de subastas de energía, que con la reforma pasó a convertirse en un precio fijado en función de la oferta y la demanda de energía en el mercado mayorista de electricidad.

En este mismo momento se establecieron las diferencias entre comercializadora y distribuidora, separando los papeles de cada una dentro del mercado energético. Así, también se designaron las primeras Comercializadoras de Referencia, que serían las compañías que podrían ofrecer este tipo de tarifas.

¿Qué precio tiene el PVPC?

En general, la tarifa PVPC se caracteriza porque tiene un precio diferente de la luz a cada hora; es la tarifa de luz por horas como tal.

El precio del PVPC varía a lo largo del día, de forma que hay horas en las que la luz es más barata y más cara. Además, el PVPC se puede contratar con la modalidad de discriminación horaria. La discriminación horaria hace que el precio de la luz sea más barato durante una parte concreta del día. Así, aún con la variación del precio diario del PVPC, te puedes asegurar que el consumo durante determinadas horas será aún más económico.

Esta discriminación horaria puede ser en dos periodos o en tres.

  • Discriminación horaria en dos periodos: el precio más bajo de la luz lo tendrás desde las 22h hasta las 12h durante el invierno, y de 23h a 13h en verano.
    Cómo es la discriminación horaria en dos periodos
  • Discriminación horaria en tres periodos: el precio más bajo de la luz se centra durante la madrugada, de 1h a 7h todo el año. En este caso, hay una franja horaria con un precio intermedio entre las 7h y la 13 h y las 23h y las 1h. El precio más caro de la luz correspondería a las horas transcurridas entre las 13h y las 23h.
    Cómo es la discriminación horaria en tres periodos

El precio del PVPC se calcula siempre para el día siguiente. Es decir, según las previsiones del mercado mayorista se establece el precio de la luz para todas las horas de la siguiente jornada.

De esta forma se permite que si tienes contratado el PVPC puedas consultar el precio de la luz desde el día anterior y programar las tareas que más energía consumen a las horas en las que la electricidad es más barata y ahorrar en lo posible en la factura de la luz.

Los precios de la luz PVPC pueden consultarse desde las 20h del día anterior en páginas como tarifaluzhora.es

¿Cómo contrato el PVPC?

Para contratar una tarifa PVPC debes ponerte en contacto con una Comercializadora de Referencia. Todas estas compañías son las que reúnen los requisitos que exige el Gobierno para trabajar en el mercado regulado. Además, deben ser reconocidas como tal por la CNMC, que es quien se encarga de publicar los listados de las comercializadoras autorizadas a operar en el mercado eléctrico.

La contratación de la tarifa siempre es un trámite gratuito, sea cual sea. No obstante, si actualmente tienes contratada otra tarifa de luz, debes tener en cuenta que no exista ningún compromiso de permanencia con tu compañía actual. En tal caso, puede que tengas que abonar una penalización por rescindir el contrato antes de tiempo.

Cuando vayas a hacer el cambio de tarifa a PVPC deberás tener a mano la siguiente documentación:

  • Datos personales y DNI de la persona a nombre de quien va a estar el contrato de luz
  • Dirección de la vivienda
  • Potencia contratada que necesita la casa
  • CUPS de la vivienda
  • Número de cuenta bancaria en la que se va a domiciliar el pago de las facturas

Las Comercializadoras de Referencia también son las compañías que gestionan el bono social de luz, por lo que si quieres solicitar esta ayuda, deberás hacerlo a través de una de ellas.

Todas las Comercializadoras de Referencia deben ajustarse al reglamento que establece el Gobierno y la CNMC en cuanto a trámites, procedimientos y los propios precios de la tarifa PVPC. Por lo tanto, la elección de una u otra dependerá únicamente de tu preferencia. Si ya has tenido buena experiencia con alguna de las compañías, seguramente prefieras realizar con ella la gestión.

En cualquier caso, existen mucha menos cantidad de Comercializadoras de Referencia que de compañías de luz que operen en el mercado libre. Concretamente son estas ocho:

  • EDP Comercializadora de Último Recurso, S.A.
  • Viesgo Comercializadora de referencia, S.L.
  • Iberdrola Comercialización de Último Recurso, S.A.U.
  • Endesa Energía XXI, S.L.U.
  • Gas Natural S.U.R., SDG, S.A.
  • CHC Comercializador de Referencia S.L.U.
  • Teramelcor, S.L., en la zona de Melilla
  • Empresa de Alumbrado Eléctrico de Ceuta Comercialización de Referencia, S.A., en la zona de Ceuta

Descuento del bono social sobre PVPC

Para disfrutar del bono social el requisito básico es tener contratada una tarifa del Precio Voluntario al Pequeño Consumidor. Esta ayuda permite tener un descuento en la factura de la luz a las familias y consumidores con menos recursos.

Este descuento se realiza en el precio que marca el PVPC tanto para el término de potencia como en el de energía. Eso sí, no se aplica sobre los impuestos que afectan al total de la factura eléctrica.

El porcentaje a descontar en cada caso depende de la categoría de consumidor vulnerable en la que se sitúe el usuario. En este sentido, el descuento puede ser del 25% o del 40%.

El bono social lo pueden pedir las personas que están consideradas como consumidor vulnerable. Para ello es necesario cumplir unos determinados requisitos en cuanto a niveles de renta en función de la situación familiar.

Si ya tienes claro que puedes solicitar el bono social de luz, entonces sólo tendrás que solicitarlo directamente a la Comercializadora de Referencia con la que tengas contratada tu tarifa PVPC. Recuerda que deberás aportar los documentos que acrediten que cumples las condiciones necesarias para disfrutar de esta ayuda.