Factura de la luz: desglose y explicación de conceptos

La nueva factura de la luz incluye una estructura diferente. Te ayudamos a entenderla, te explicamos los conceptos que la componen y los impuestos que se pagan.


Entender la factura de la luz

La nueva factura de la luz ha introducido una serie de cambios en su estructura. Por ello, te ayudamos a entender tu recibo de la luz explicando todas las novedades introducidas y los conceptos que forman tus facturas.

Desglose de la factura de luz: conceptos a pagar

Las facturas de la luz, independientemente de la comercializadora, incluyen una serie de conceptos que se pagan a las propias empresas y otros que son regulados por el Gobierno.

Término de potencia

Es el precio que pagamos por la potencia contratada. Es un gasto fijo que pagamos en nuestra factura eléctrica independientemente de si hemos consumido luz o no.

Con la nueva tarifa de la luz, los usuarios tienen la posibilidad de contratar dos potencias diferentes para su vivienda o negocio. Las comercializadoras del mercado regulado establecen dos precios distintos, mientras que las del mercado libre pueden establecer el mismo en ambos tramos.

Desde Selectra analizamos la potencia máxima registrada en tu vivienda durante los últimos meses y te asesoramos de manera totalmente gratuita si no tienes contratada la potencia eléctrica recomendada para tu vivienda.

Calcular factura de luz

En este caso observamos que el consumidor tiene contratada una potencia de 5,5 kW y el máximo alcanzado durante los 11 meses anteriores no supera los 4,5 kW de potencia. Reduciendo su potencia de 5,5 kW a 4,4 kW puede conseguir hasta un 38.34% de descuento en el término fijo de luz.

Término de consumo

Es la cantidad que pagamos por el kilovatio hora (kWh) consumido. Se calcula multiplicando el precio de la energía por el consumo realizado.

Dependiendo de si estamos en el mercado libre o regulado tendremos una estructura diferente en este concepto:

 Los usuarios del mercado libre pueden tener luz con precio estable o discriminación horaria en dos y tres tramos.

 Los usuarios del mercado regulado tienen, de forma obligatoria, discriminación horaria en tres tramos (punta, llano y valle).

¿Quieres ahorrar en tu nueva factura de la luz?

Solicita tu estudio de factura ¡gratis!

Alquiler de equipos

Este concepto se cobra a los clientes que no tienen en propiedad un contador de luz. Las comercializadoras tienen la obligación de cobrar por el alquiler porque el contador es propiedad de la distribuidora.

El precio establecido por el Gobierno por el alquiler de contadores digitales oscila entre 0,81€ y 1,36€ al mes.

¿Qué impuestos pagamos en la factura de la luz?

Además de los conceptos ya explicados, el recibo de la luz incluye dos impuestos que deben pagar todos los usuarios, independientemente de que estén en el mercado libre o regulado.

Impuesto sobre la electricidad

Lo abonan todos los consumidores, independientemente de que consuman o no electricidad. Supone un 5,113% sobre la suma del término de potencia y consumo.

IVA en la factura de la luz

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) está regulado al 21% en la Península Ibérica y Baleares. Los habitantes de Canarias pagan el 7% por el IGIC y en Ceuta y Melilla se paga el 1% por el IPSI.

Todos los consumidores con una potencia inferior a 10 kW pagarán hasta final de año un IVA reducido del 10% en su factura.

¿Cómo se desglosa una factura del mercado regulado?

Los usuarios del mercado regulado con la tarifa PVPC verán una estructura diferente. Dependiendo de la comercializadora regulada, verán desglosado el importe de sus recibos de una forma u otra.

Potencia facturada

  • Importe por peaje de acceso: el coste de la potencia contratada.
  • Importe por cargo de potencia: costes relacionados con el suministro eléctrico
  • Importe por margen de comercialización: importe que se paga a las comercializadoras por desempeñar su actividad

Energía facturada

  • Importe por peaje de acceso (punta, llano y valle): son costes relacionados con los peajes de transporte y distribución. Están determinados por la CNMC.
  • Importe por cargo de energía (punta, llano y valle): está destinado a cubrir el resto de costes regulados, como la financiación de las renovables. Está determinado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.
  • Importe por coste de energía (punta, llano y valle): el coste de los kilovatios hora consumidos.

Según la comercializadora de referencia, es posible que no veas desglosado tu consumo energético y que el importe a pagar aparezca como “Coste de la energía”.

Calcular la factura de la luz

Para calcular la factura de la luz debemos sumar los conceptos explicados anteriormente. A continuación, calculamos un recibo eléctrico con los siguientes datos de ejemplo:

  • Término de potencia: punta (0,0938 €/kW día) y valle (0,0126 €/kW día)
  • Término de consumo: punta (0,2404 €/kWh), llano (0,1419 €/kWh) y valle (0,0917 €/kWh)
  • Consumo mensual: 220 kWh
  • Potencia contratada: 4,4 kW en punta y valle

1. Calculamos la potencia facturada:

Potencia facturada = kW contratados * término de potencia * días facturados

▷ Punta 4,4 kW * 0,0938 €/kW * 30 = 12,38 €

▷ Valle 4,4 kW * 0,0126 €/kW * 30 = 1,66 €

Total potencia facturada: 14,04 €

2. Calculamos la energía facturada:

Energía facturada = kWh consumidos * término de energía

▷ Punta: 66 kWh * 0,2404 €/kWh = 15,87 €

▷ Llano: 110 kWh * 0,1419 €/kWh = 15,61 €

▷ Valle: 44 kWh * 0,0917 €/kWh = 4,03 €

Total energía: 35,51 €

3. Aplicamos el impuesto de electricidad:

IEE = 5,113% * (energía facturada + potencia facturada)

▷ 0,05113 * (35,51 + 14,04) = 2,53 €

4. Sumamos el coste del alquiler del contador de luz:

▷ 0,027 €/día * 30 días = 0,81 €

5. Calculamos el IVA al 10%:

▷ 0,10 * (14,04 € + 35,51 € + 2,53 € + 0,81 €) = 5,29 €

6. Sumamos todos los conceptos:

▷ 14,04 € + 35,51 € + 2,53 € + 0,81 € + 5,29 € = 58,18 €

Si tienes una tarifa con precio estable solo verás reflejado un periodo para la energía.

Cómo leer tus facturas de luz: explicación de un recibo

Ya hemos explicado todos los conceptos que se pagan en un recibo de la luz. Sin embargo, una factura cuenta con otros apartados que son muy importantes porque contienen información relevante sobre nuestro contrato.

Las facturas de la luz son diferentes según la comercializadora con la que tengamos contratado el suministro, pero presentan una estructura similar.

A partir del 31 de agosto, las facturas incluirán un código QR para acceder al comparador de ofertas de luz y gas de la CNMC.

Secciones de una factura eléctrica

Datos de la factura

Se encuentra en la parte superior y muestra la siguiente información:

  • Nº de factura: identifica el recibo
  • Referencia: es el código de la factura
  • Fecha de emisión: fecha en la que se ha emitido el recibo
  • Periodo de facturación: intervalo de tiempo facturado

Resumen de la factura

Incluye de manera simple el importe que tiene que pagar el usuario en el periodo facturado.

Información del consumo eléctrico

Muestra un gráfico con el histórico de consumo realizado en los últimos meses en el punto de suministro. Incluye la lectura del contador real.

Datos del contrato

Este apartado de tu factura eléctrica es fundamental porque incluye datos técnicos de tu contrato:

  • Titular del contrato
  • NIF
  • Dirección del suministro
  • Tarifa contratada
  • Potencias contratadas
  • Número CUPS
  • Nº de contador
  • Referencia del contrato
  • Nombre de la comercializadora
  • Nombre de la distribuidora
  • Peaje de acceso
  • Fecha del fin del contrato

Detalle o desglose de la factura

Se muestra el desglose de los conceptos que tiene que pagar el usuario en su recibo eléctrico, como ya se ha explicado anteriormente.

Destino del importe de la factura

Muestra cómo se divide el importe del recibo entre costes regulados, impuestos aplicados y costes de producción de electricidad.

Atención al cliente

Se encuentra en el pie de página y muestra los canales de contacto de tu comercializadora eléctrica.

¿Cómo ahorrar en la factura de la luz?

Existen pequeños gestos cotidianos con los que los consumidores pueden ahorrar en su factura de la luz.

  1. Pasarse a las bombillas led.
  2. Comprar electrodomésticos de alta eficiencia y bajo consumo eléctrico.
  3. Controlar la calefacción eléctrica (bajar la calefacción puede ayudarnos a pagar menos por la electricidad consumida).
  4. Programar el aire acondicionado una hora antes de llegar a casa, en lugar de intentar que la estancia se enfríe de inmediato.
  5. Mantener la luz encendida únicamente cuando es necesario.
  6. Evitar dejar los aparatos en ‘stand by’, mejor apagarlos del todo.
  7. No utilizar programas de lavado calientes en lavadoras o lavavajillas

También es importante que el consumidor estudie sus hábitos de consumo para descubrir si le conviene más una tarifa con precio estable o una con discriminación horaria. Estas últimas están destinadas a usuarios que concentren el gasto energético durante los fines de semana o consuman de madrugada de lunes a viernes.

Las empresas del mercado libre lanzan de forma continua ofertas y descuentos que pueden ser interesantes para reducir nuestro recibo eléctrico.

¿Tienes dudas sobre la factura eléctrica?

¿Cómo ver mi factura de luz por Internet?

Si quieres ver tu factura eléctrica deberás acceder al área de clientes de tu comercializadora. Una vez dentro, podrás acceder a todos tus recibos y saber cuáles has pagado y cuáles no.

¿Cada cuánto se paga la luz?

El plazo para pagar un recibo eléctrico dependerá de tu comercializadora. Hay algunas que establecen un plazo mensual (30 días) y otras bimestral (60 días).

Me han llegado dos recibos en un mes

Con el cambio de la tarifa de la luz y los cambios introducidos es posible que puedas recibir hasta tres recibos en un mes.

¿Dónde pago una factura de luz vencida?

Si no has podido pagar tu factura de luz en el plazo establecido por tu comercializadora eléctrica, puedes abonar el importe adeudado por los canales habituales de la empresa.

¿Dónde reclamar una factura de luz?

Si no estás de acuerdo con una factura puedes reclamar a través de los servicios de atención al cliente de tu comercializadora: teléfono, correo, área de clientes u oficinas presenciales.

En caso de no quedar satisfecho con la resolución de tu reclamación, puedes acudir al Sistema Abritral de Consumo, un órgano gratuito que se encarga de mediar entre empresas y consumidores.

Empresas del mercado libre

Empresas del mercado regulado

Actualizado el