¿Cuál es el precio de un seguro de hogar?

Precio de un seguro de hogar
Precio de un seguro de hogar
Calcula tu seguro de Hogar

A la hora de calcular el presupuesto de un seguro de hogar entran en juego muchos factores. La antigüedad, los sistemas de protección de la vivienda y la ubicación son algunas de los motivos por los que para algunos las pólizas son más baratas o más caras.


¿Cuánto cuesta un seguro de hogar?

El precio de un seguro de hogar no es cerrado. Factores relacionados con las características internas y externas de la vivienda, además de las coberturas opcionales que se incorporen, hace que el coste de la prima varíe tanto.

 
Luko_seguro_hogar

El seguro de hogar 100% digital, sin permanencia.

Di adiós a la letra pequeña, a las esperas interminables y a las sorpresas, ¡y vuélvete Luko! Consigue 1 mes gratis con el código SLCT1xLK

Factores para calcular el precio de un seguro de hogar

Como es lógico, el precio de un seguro de hogar no será igual para una vivienda recién construida en el mejor barrio de la ciudad que una de los años 50, sin ningún sistema de protección y ubicada en un sitio con altos índices de delincuencia.

Así, las aseguradoras fijan una serie de factores a la hora de ofrecerte un precio de sus seguros de hogar, para el cálculo se basan en el contenido y el continente de la vivienda.

¿Qué es el continente y el contenido de una vivienda?

  • El continente en el seguro de hogar hace referencia a la edificación, lo que es el edificio en sí (paredes, techos, cubiertas) así como las instalaciones fijas de agua, calefacción, etc.
  • El contenido del seguro de hogar forman parte todos los objetos y elementos del interior de la vivienda (muebles, electrodomésticos, objetos de valor, etc.)
Factores que influyen en el cálculo del precio de un seguro de hogar
Factor
Descripción del factor
Antigüedad de la vivienda
  • Año de construcción del inmueble
  • Fechas en las que se ha llevado a cabo una reforma o rehabilitación
Tamaño de la vivienda
  • Metros cuadrados
  • Número de habitaciones y de baños
  • Especificar si tiene piscina y/o jardín
Materiales de construcción de la vivienda
  • Materiales sólidos e incombustibles (hormigón, cemento)
  • Menos del 25% de materiales combustibles
  • Más del 25% de materiales combustibles
Ubicación de la vivienda
  • Núcleo urbano, urbanización, despoblado
  • Te piden que indiques el código postal y la dirección para medir los índices de criminalidad y las posibilidades de que ocurra un accidente meteorológico
Altura del inmueble
  • Piso intermedio
  • Piso bajo
  • Piso en el ático
  • Vivienda unifamiliar aislada
  • Vivienda unifamiliar adosada
Uso del hogar por parte del propietario
Sistemas de seguridad con los que cuenta la vivienda
  • Puerta acorazada o blindada
  • Alarma
  • Caja fuerte

Evaluados todos estos factores, la aseguradora determinará el precio de la prima en función de las mayores o menores posibilidades de que ocurra un siniestro en la vivienda.

Hay que tener en cuenta que la compañía de tu seguro de hogar se hará cargo del valor declarado como contenido y continente de la vivienda.

Cómo calcular un seguro de hogar

Para contratar un seguro de hogar es importante saber que el precio variará en función de diferentes factores como el tipo de póliza, si es más o menos amplia, pero también el tipo de vivienda o el uso que se haga de ella. Algunos de los factores que determinan el precio del seguro de hogar son los siguientes:

  • Tipo de vivienda: si se trata de un piso, un chalet…
  • Fecha de construcción del inmueble o de la última rehabilitación
  • Materiales con los que está construida la vivienda
  • Tamaño y ubicación de la vivienda
  • Uso del hogar: residencia habitual, segunda vivienda o destinada al alquiler
  • Elementos de seguridad con los que cuenta: alarmas, puertas acorazadas, caja fuerte...
  • Cantidad de personas que viven en el hogar

¿Cómo ahorrar al contratar un seguro de casa?

La primera tarea que tienes que hacer antes de contratar es calcular y comparar seguros de hogar, no solo por el precio, sino por la relación calidad (coberturas)-precio.

A parte de comparar, también hay otras tareas que están en tu mano para ahorrarte una buena suma en la póliza para tu vivienda:

Calcula bien el contenido y el continente de tu vivienda: es importante para no caer en el sobreseguro (se declara un valor mayor del contenido asegurado) o infraseguro (en el que el valor de los bienes aseguradores es superior al contemplado en la póliza, por lo que en caso de siniestro grave, la compañía puede no cubrir todos los gastos de reposición de los objetos dañados).

Atento a las ofertas y descuentos: Es conveniente fijarse bien en las bonificaciones que ofrecen las aseguradoras del hogar por contratar un seguro con ellos. Es más, aunque ya hayas contratado una póliza, no está de más que de vez en cuando compares y revises los descuentos y coberturas que ofrecen otras compañías.

Baraja contratar todas las pólizas con la misma compañía: Muchas veces, el tener todas las pólizas (de hogar, de coche, de vida, etc.) con una misma compañía se traduce en rebajas. Algunas aseguradoras premian la vinculación y la antigüedad con descuentos.

Buen estado de la vivienda: es conveniente que antes de contratar un seguro de hogar hagas un buen repaso de la vivienda. Comprueba, por ejemplo, que las instalaciones eléctricas están en buen estado y que no tienes ninguna fuga de agua.

Cuidado con las coberturas no incluidas: evita cometer acciones que deriven en un siniestro que la aseguradora no cubre. Hay que tener especial cuidado el tabaco. Muchas aseguradoras no contemplan los daños o incendios ocasionados por fumar dentro de la vivienda.

Leer detalladamente las coberturas contratadas: uno de los defectos comunes al contratar un seguro de hogar es decantarte por una póliza estándar, la recomendada, y no poner mucha atención en las coberturas que incluye. En este caso, es probable que contrates garantías innecesarias, que lógicamente encarecerán el precio de la prima.

También puede suceder que contrates alguna cobertura ya contemplada en el seguro de comunidad de vecinos. Antes de ello, infórmate de la póliza que tienen contratado en tu edificio o urbanización (si es que resides en uno de ellos).

¿Qué encarece el precio de un seguro de vivienda? Joyas y objetos de valor

Por supuesto, como ya hemos adelantado, un mayor número de coberturas equivale a un precio más elevado del seguro de hogar.

Sumado a ello, y siguiendo la línea de estos factores, conseguir una póliza de hogar económica para una vivienda construida con materiales inflamables, que esté situada en una planta baja y que no cuente con una puerta blindada será más difícil que para un inmueble en una planta intermedia construido en hormigón y con una alarma individual.

No obstante, en el precio del seguro de hogar también entran en juego los objetos de valor, entre los que se encuentran:

  • Joyas y piedras preciosas
  • Obras de arte u objetos de coleccionista
  • Enseres hechos a mano o elaborados con materiales de especial calidad (pieles, alfombras), entre otros

Es normal que quieras tener estos objetos a buen recaudo, es por ello que antes de contratar, por norma general, la aseguradora te preguntará si los quieres incluir en el seguro de hogar. De ser así, te ofrecerá la póliza (más cara que si no los incluyeras) que más se ajuste a tus necesidades.

Preguntas frecuentes sobre el precio de un seguro de hogar

¿El precio de un seguro de hogar para la vivienda de un edificio es mayor que para un adosado?

Depende de muchos factores. Se suele pensar que en un adosado, al estar situado a ras de suelo, es más sencillo robar. No obstante, sí por ejemplo está cuenta con verjas, alarma o un sistema domótico, puede que el precio de la prima sea inferior al de una vivienda antigua sin elementos de seguridad.

Me han subido el precio de mi seguro de hogar, ¿es legal?

Lo primero es fijarte en el contrato. Si la variación del precio está estipulada en la póliza, es completamente legal. Otra cosa es que no esté contemplado. En este caso, la aseguradora tiene que avisar con al menos dos meses de antelación de la subida del precio del seguro, tal y como contempla la ley. De no hacerlo, puedes presentar una reclamación.

Actualizado el