Bono social de luz 2018: qué es, requisitos y plazos

Inicio >> Energia >> Info >> Bono social de luz 2018: qué es, requisitos y plazos

La fecha límite para renovar el bono social se ha ampliado hasta octubre de 2018. Si tienes dudas, llámanos al 91 076 66 27 o escríbenos a bonosocial@selectra.es.

Qué es el bono social

El bono social de luz es una ayuda que ofrece el Gobierno para que las personas con menos recursos económicos puedan pagar sus recibos de la luz. Para beneficiarse del bono social es imprescindible reunir una serie de requisitos en cuanto al nivel de renta y a la situación familiar, y la solicitud debe gestionarse directamente con una Comercializadora de Referencia.


¿Quién puede pedir el bono social?

El bono social está destinado a las personas con una situación económica complicada para poder pagar sus facturas de la luz con más comodidad. Esta ayuda la ofrece el Gobierno para que las familias puedan beneficiarse de un descuento en los recibos de luz.

Las personas que pueden pedir el bono social son los consumidores vulnerables. La normativa del nuevo bono social de octubre de 2017, el Real Decreto 897/2017 de 6 de octubre, indica que esta consideración se otorga a quienes cumplen unos requisitos determinados en cuanto a su situación familiar y su nivel de renta anual.

¿Quieres consultar la normativa del bono social?Puedes acceder a la normativa del bono social tanto a través del BOE como en la web de la CNMC y en la página del web del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Esta nueva normativa mantiene los requisitos básicos del bono social, que son:

  • Ser el titular del contrato de luz.
  • Tener contratada la tarifa PVPC, el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor.
  • Contar con una potencia contratada inferior a 10 kW.
  • Pedir el bono social para la vivienda habitual de la familia.

La principal diferencia que contempla el nuevo bono social es que las condiciones generales aceptadas anteriormente (como estar en desempleo, ser pensionista de cualquier tipo o tener el bono social por una potencia contratada muy baja) quedan obsoletas.

RENOVAR EL BONO SOCIALSi ya tienes el bono social según la antigua normativa, recuerda que debes renovar el bono social antes del mes de octubre de 2018 para comprobar que reúnes los nuevos requisitos exigidos. De lo contrario, dejará de aplicarse el descuento sobre tus facturas de luz.

Requisitos para pedir el bono social

Pedir el bono social por familia numerosa

Los requisitos para tener el bono social se centran en el tipo de familia y en su nivel de renta anual. Según estas condiciones, cada unidad familiar (que es como se designa al conjunto de personas que depende de un mismo salario) podrá ser considerada como consumidor vulnerable, consumidor vulnerable severo o consumidor vulnerable severo en riesgo de exclusión social.

Las unidades familiares pueden estar compuestas por una única persona, parejas sin hijos o personas con menores a cargo. Además, se incluyen condiciones especiales que permiten beneficiarse de un margen de renta admisible mayor: discapacidad igual o superior al 33%, víctimas del terrorismo y víctimas de violencia de género.

A su vez, hay personas que tienen asegurado su acceso a la ayuda, independientemente del nivel de renta:

  • Las familias numerosas, tanto de rango general como especial.
  • Los pensionistas por jubilación o incapacidad permanente que reciban la prestación mínima de su categoría.

El nivel de renta para acceder al bono social se calcula a través del IPREM en 14 pagas, que es el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples. Este se toma como referencia para calcular cuáles son los ingresos máximos que debe tener una familia para tener el bono social. Esta cantidad varía anualmente, ya que se recalcula en función del poder adquisitivo del año anterior a través de Ley de Presupuestos. En 2018, el valor del IPREM es de 7.519,59 €/año.

En la siguiente tabla podemos observar cuál es el rango de renta que se establece como requisito para ser considerado consumidor vulnerable y tener el bono social.

Requisitos para pedir el bono social de luz
Tipo de consumidor Situación familiar Renta según IPREM Corresponde a valor en euros
Situación general Situación especial
Consumidor vulnerable Personas o parejas sin hijos 1'5 veces el IPREM 11.279,39 €/año 15.039,18 €/año
Familias con un menor en casa 2 veces el IPREM 15.039,18 €/año 18.798,98 €/año
Familias con dos menores 2'5 veces el IPREM 18.798,98 €/año 22.558,77 €/año
Familias numerosas Independiente del IPREM - -
Pensionistas con prestaciones mínimas Independiente del IPREM - -
Consumidor vulnerable severo Consumidores vulnerables con ingresos inferiores al 50% de lo indicado en la categoría anterior Según cada caso - -
Familias numerosas 2 veces el IPREM 15.039,18 €/año -
Pensionistas con prestaciones mínimas Pensión inferior al propio IPREM <7.519,59 €/año -
Consumidor vulnerable severo en riesgo de exclusión social Consumidores vulnerables severos que, además, tienen una subvención de su Comunidad Autónoma para pagar, al menos, el 50% de sus facturas de la luz Según cada caso - -

¿Qué descuento hace el bono social?

El nuevo bono social de luz contempla dos tipos de descuento, que se asigna en función de la categoría de consumidor vulnerable que corresponda. Hay que destacar que en el caso de los consumidores vulnerables severos en riesgo de exclusión social, los usuarios no tendrán que abonar en ningún caso el importe de su factura de luz. Esta estará subvencionada al 100% por parte de la Administración Pública y de las propias compañías.

Qué descuento hace el bono social

El descuento del bono social se aplica sobre el total de la factura de la luz antes de añadir los impuestos. Es decir, sobre el término de potencia y el término de consumo, lo que se paga por la potencia contratada y el consumo de electricidad. Sin embargo, no se aplica de la misma forma en ambos conceptos, ya que el nuevo bono social incluye límites en cuanto al consumo de luz subvencionado.

Descuento en las facturas de luz

 ¿Cuándo se empieza a aplicar el bono social?

Una vez admitida a trámite la solicitud del bono social, la compañía tiene 15 días para dar una respuesta al consumidor. Transcurrido este plazo, la Comercializadora de Referencia debe notificar al usuario si tiene derecho o no a la ayuda o si es necesario que subsane algún tipo de error relacionado con su petición, como que falte documentación por entregar.

La aplicación del bono social se contempla desde el día en que la solicitud fue admitida a trámite de forma completa, una vez se subsanan errores y se aporta toda la documentación. Esto significa que aunque el descuento se vaya a comenzar a aplicar en las facturas posteriores, deben contemplar la reducción que correspondía a la factura anterior que llegó al consumidor durante el plazo de tramitación.

Cuando es necesario aportar nueva documentación, la compañía tiene otros 15 días a partir de que la solicitud queda completa para dar la respuesta definitiva.

Si la respuesta de la compañía, en cualquier caso, fuera negativa a la concesión de la ayuda, el consumidor puede poner una reclamación para solicitar una nueva revisión de sus circunstancias.

Límites de consumo del bono social

El descuento del bono social sobre el término de consumo se realiza sobre una cantidad concreta de energía, que varía en función de la situación de la unidad familiar.

La inclusión de los límites de consumo del bono social no implica que los usuarios puedan hacer uso de una cantidad de energía menor en su día a día, sino que la electricidad que se consuma por encima del límite se cobrará al precio del PVPC sin descuento.

Límites de consumo de luz del bono social
Situación familiar Consumo al año Consumo al mes aproximado
Familias sin hijos 1.200 kWh 100 kWh
Familias con un menor 1.680 kWh 140 kWh
Familias con dos menores 2.040 kWh 170 kWh
Familias numerosas 3.600 kWh 300 kWh
Pensionistas 1.680 kWh 140 kWh

Veamos qué descuento total se aplicaría en la factura de luz mensual de una familia con dos menores, una potencia contratada de 4,6kW y un consumo de 500 kWh/mes. El importe se ha calculado teniendo en cuenta los precios medios del PVPC en 2017.

Cuánto se ahorra con el bono social
Simulación de ahorro con el bono social
Precio por la potencia Precio por la energía consumida Total sin descuento Precio tras el descuento del bono social
Con el 25% Con el 40%
15,79 € 60,44 € 76,23 € 67,15 € 61,69 €

En esta tabla se incluye tanto la parte de energía subvencionada como la parte que está por encima del límite, que simplemente se factura al precio normal del PVPC sin descuento.

Compañías con las que se puede pedir el bono social

La gestión del bono social depende de las Comercializadoras de Referencia, que son las compañías de luz que operan dentro el mercado regulado. Estas también son las comercializadoras eléctricas que ofrecen el PVPC.

Actualmente, existen ocho Comercializadoras de Referencia en España, ya que, para ser reconocidas como tal deben cumplir una serie de requisitos exigidos por el Gobierno.

A continuación mostramos una tabla en la que se puede acceder directamente a la información nuevo del bono social con cada compañía.

Comercializadoras de Referencia
logo GNF
 Gas Natural S.U.R., SDG, S.A.
logo Iberdrola
 Iberdrola Comercialización de Último Recurso, S.A.U.
logo
 Endesa Energía XXI, S.L.U.
logo Viesgo
 Viesgo Comercializadora de Referencia, S.L.
logo EDP
 EDP Comercializadora de Último Recurso, S.A.
logo CHC Energía
 CHC Energía Comercializador de Referencia S.L.U.
logo Eléctrica de Ceuta
 Empresa de Alumbrado Eléctrico de Ceuta Comercialización de Referencia, S.A., en Ceuta
logo Teramelcor
 Teramelcor, S.L., en Melilla

¿Cómo solicitar el bono social?

Cómo enviar el bono social

La solicitud del bono social debe hacerse directamente con la Comercializadora de Referencia elegida, para lo que hay que enviarle el impreso de solicitud y la documentación necesaria para acreditar que se cumplen las condiciones exigidas.

El impreso de solicitud del bono social es único de cada compañía, ya que tiene que contener los datos identificativos y fiscales de cada comercializadora. Para conseguir el que nos interesa, debe descargarse directamente de la web o se puede recoger directamente en una oficina comercial de la compañía.

Una vez se haya reunido la documentación necesaria y se haya cumplimentado el formulario, se puede formalizar la solicitud por cualquiera de los canales que la compañía pone a disposición de los usuarios. Algunas Comercializadoras de Referencia permiten que se envíe por múltiples vías, mientras que otras se limitan a una o dos.

En caso de duda, lo más recomendable siempre es ponerse en contacto con la Comercializadora de Referencia por teléfono para que indiquen cuál es la mejor forma de hacer la solicitud en cada caso. Por lo general, la información de contacto de cada compañía se puede encontrar en sus respectivas páginas web.

Documentación para solicitar el bono social

Qué documetnos hay que entregar para pedir el bono social

Para pedir el bono social es necesario aportar a la compañía la información que demuestra que se cumplen los requisitos para beneficiarse de la ayuda. Esta documentación puede variar según las características propias de cada unidad familiar.

Además, de momento puede ser necesario entregar una copia de la última declaración de la Renta, ya que la plataforma telemática que el Gobierno pone a disposición de las compañías no está implementada al cien por cien. También es posible entregar un certificado de imputaciones expedido por la Agencia Tributaria, que debe reflejar los ingresos de cada persona de la unidad familiar durante el ejercicio anterior.

  • Documentación necesaria para pedir el bono social
  • DNI del titular del contrato, que es quien solicita la ayuda
  • DNI de los menores que tengan más de 14 años
  • Certificado de empadronamiento en la vivienda de todos los miembros de la unidad familiar
  • Libro de familia
  • Título de Familia Numerosa, si existe esta condición
  • Certificado expedido por la Seguridad Social si se percibe una pensión mínima
  • Certificado de los servicios sociales cuando se apliquen situaciones especiales como discapacidad igual o superior al 33%, víctimas del terrorismo o víctimas de violencia de género

Duración del bono social

Plazo vigencia del bono social

El nuevo bono social tiene una vigencia de dos años. Esta duración se aplica a todos los consumidores vulnerables a excepción de las familias numerosas. El bono social para familias numerosas tiene la misma duración que el título que otorga esta condición.

La duración del bono social se extiende mientras no cambien las condiciones de la unidad familiar, pues si por algún motivo supusieran la pérdida del derecho a beneficiarse de la ayuda, los consumidores están obligados a comunicárselo por sí mismos a la compañía de luz. Para hacer esta actualización de la información (que también puede suponer un cambio simplemente en el tipo de descuento aplicable), es necesario enviar un escrito a la Comercializadora de Referencia en un plazo de 30 días desde que se produce el cambio.

Cuándo renovar el bono social

La renovación del bono social es necesaria para seguir disfrutando de esta ayuda cuando, por razones admisibles, se va a dejar de aplicar el descuento.

Las situaciones en las que hay que renovar el bono social son:

  1. Cuando finaliza la aplicación de la ayuda al cumplir los dos años.
  2. Si, siendo familia numerosa, se ha de renovar el carné de esta condición.

Recuerda que si tienes el bono social con fecha anterior a octubre de 2017, antes de que cambiara la normativa, debes solicitar su renovación según las nuevas condiciones. Esta renovación es obligatoria para que las compañías puedan comprobar si se cumplen los requisitos exigidos actualmente. La fecha límite para renovar el bono social por estas circunstancias es octubre de 2018.

En cualquier caso, si la fecha límite para la renovación se superara, el consumidor puede volver a solicitarlo posteriormente. Eso sí, para continuar ininterrumpidamente con la aplicación del descuento es necesario que se haga dentro de plazo, pues es la única forma de garantizarlo.

¿Se puede perder el bono social?

Para beneficiarse del descuento del bono social es necesario mantener el cumplimiento de las condiciones de su aplicación. Así, es posible perder el bono social si:

  • Se dejan de cumplir las condiciones para acceder a la ayuda.
  • El bono social no se renueva dentro del plazo, así que deja de aplicarse hasta que se hace una nueva solicitud.

Además, con el cambio de normativa del nuevo bono social, hay determinados colectivos que perderán el bono social porque no se ajustan a los nuevos requisitos.

Bono social para familias numerosas

El nuevo bono social mantiene la ayuda a todas las familias numerosas, sean generales o especiales. En este caso, el descuento del bono social para familias numerosas se aplica sobre un límite de consumo establecido por su condición, independientemente del número de integrantes de la unidad familiar.

Bono social pensionistas

Una de las novedades de la normativa del bono social 2018 es el tipo de pensiones exigidas para acceder al bono social por pensionista. En este caso, las prestaciones admitidas son:

  1. Pensiones mínimas por jubilación
  2. Pensiones mínimas por incapacidad permanente

De esta forma, todos los pensionistas que tuvieran el bono social por otro tipo de prestaciones (como viudedad o la no contributiva), dejarán de percibir la ayuda por este motivo. En este caso, estos usuarios deberán renovar el bono social por la categoría general para que su solicitud sea admitida en función de su nivel de renta anual.

El bono social por pensionista ha sido de los más criticados con la aprobación del nuevo bono social, ya que el límite de consumo aplicable a todos estos usuarios será diferente al que, en principio, les correspondería.

No obstante, en este caso se puede solicitar la ayuda por cualquier caso en el que se reciba la prestación mínima. Es decir, se puede pedir el bono social por jubilación temprana, por ejemplo, siempre y cuando

Bono social por potencia

Perder el bono social por potencia contratada

La normativa anterior contemplaba la aplicación del bono social por potencia contratada inferior a 3kW. A estos usuarios, el descuento se hacía de forma directa en las facturas por el mero hecho de tener menos de 3kW de potencia contratada.

Sin embargo, en 2018 no se incluye el bono social por potencia como una de las posibilidades para tener acceso a la ayuda. Por esta razón, todos los usuarios que tuvieran el bono social por potencia contratada inferior a 3kW deben comprobar si cumplen los requisitos y renovar el bono social por el nivel de renta.

Bono social por discapacidad

El bono social por discapacidad, como tal, no existe. No obstante, se considera situación especial el hecho de que el titular del contrato de luz o uno de los miembros de su unidad familiar cuente con una discapacidad reconocida igual o superior al 33%. Esto permite a estas familias beneficiarse de un umbral de renta más amplio para facilitar su acceso a la ayuda cuando existen dificultades añadidas.

En caso de que se quiera solicitar el bono social con discapacidad, será necesario aportar el certificado de los servicios sociales que acredite el cumplimiento de esta condición, aunque no será necesario que sea nominativo.

Bono social desempleados

Bono social para familias numerosas

El suministro de luz no cuenta con un bono social para desempleados. Si bien es cierto que en la antigua normativa se contemplaba la situación de desempleo como beneficiaria directa de la ayuda, el bono social de 2018 ya no recoge este caso como condición para aplicar el descuento.

Al igual que sucede con los pensionistas y las personas que tenían el bono social por potencia contratada, este colectivo de usuarios han de renovar el bono social a través del régimen general de renta anual para que se le continúe aplicando el descuento, siempre y cuando reúnan los requisitos exigidos por el nuevo bono social.

¿Existe el bono social de gas?

Al igual que el bono social de luz, el bono social de gas permite a los consumidores más vulnerables beneficiarse de un descuento en los recibos de gas.

Esta ayuda tiene un amplio historial en Europa, donde el suministro de gas es imprescindible sobre todo en invierno y en las épocas frías, cuando es necesario mantener las condiciones de calor del hogar. Sin embargo, en España aún no está regulada la concesión de este tipo de ayudas, ya que el gas natural no está considerado un suministro de primera necesidad.

No obstante, en 2017 se admitió a trámite por el Congreso la propuesta para dictar una normativa aplicable a esta subvención. Se espera que esta tenga muchos puntos en común con la nueva normativa del bono social de luz, pero es probable que, por las características del suministro, también cuente con sus propias particularidades.

En principio, se prevé que el bono social de gas entre en vigor durante el 2018 para que las familias con menos recursos puedan solicitarlo antes de que llegue la temporada de invierno.