Batería virtual: guarda excedentes y consigue facturas a 0€

Actualizado el
min de lectura

Tener facturas de luz a 0 € es posible contratando una batería virtual de autoconsumo. Estos monederos virtuales almacenan la venta de energía que sobra de las placas solares, acumulando un dinero que luego puede descontarse sobre la factura de luz.

Batería virtual y placas solares: la combinación perfecta

La combinación de batería virtual y placas solares es lo que puede llevar a una vivienda o una empresa a pagar 0 € en la factura de luz. Las baterías virtuales almacenan la venta de los excedentes energéticos como si fueran saldo, que luego puede aplicarse en cualquier mes o, incluso, en otra propiedad.

Es una forma de aprovechar la energía que sobra de una instalación de fotovoltaica y que va un paso más allá de las tarifas de compensación de excedentes, que sólo permiten obtener una recompensa económica inferior o igual al volumen de energía consumida de la red.

Mientras que con las baterías virtuales se aprovechan todos los excedentes de autoconsumo que producen los paneles solares. Por eso, se ha popularizado tanto el uso de estas baterías virtuales fotovoltaicas entre los consumidores con autoconsumo, porque se han convertido en una combinación perfecta para ahorrar con placas solares.

Su uso conjunto puede reducir, en algunos casos, las facturas de la luz a 0 € de por vida, gracias a la venta y acumulación de los excedentes. Además, son un servicio que pueden ser contratadas tanto en proyectos nuevos de autoconsumo solar como en instalaciones de placas solares ya realizadas.

Ejemplo de factura con batería virtual con excedentes

A continuación, se simula el ejemplo real de la factura de luz de una vivienda con placas solares. Que tiene contratada una tarifa autoconsumo con batería virtual.

Factura de luz con una batería virtual de autoconsumo

Datos factura luz

SIN batería virtualCON batería virtual

Parte variable

Excedentes generados54 €54 €
Compensación del consumo de red- 34 €- 34 €
Excedentes sobrantes

✘ 20 € perdidos

✔ 20 € útiles

Parte fija

Impuestos7 €7 €
Saldo batería virtual13 € (20€-7€)

Total a pagar factura luz

7 €0 €

Saldo acumulable de batería virtual

13 €

Datos de la factura de luz simplificados en euros (€)

El saldo acumulable de la batería virtual de autoconsumo puede utilizarse para disminuir las facturas de la luz del próximo mes, segundas residencias o la de cualquier familiar o amigo.

¿Cómo funciona la batería virtual?

1

Las placas solares producen energía eléctrica durante las horas de luz. Una parte va a ser empleada para el autoconsumo del inmueble; pero otra parte va a sobrar. Es lo que se conoce como excedentes o energía excedentaria, y puede utilizarse para diferentes fines.

2

Los excedentes de una instalación fotovoltaica pueden ser devueltos a la red eléctrica a través de una tarifa de compensación de excedentes. De esta manera, el usuario cede una energía a la red eléctrica, por la que posteriormente recibe una recompensa en su factura de la luz.

3

El resto de excedentes, que no han podido ser compensados, son los que pueden ser acumulados en una batería virtual. Es importante tener en cuenta, que lo que se guarda en la nube es el kilovatio de excedente ya vendido. Por eso, a las baterías virtuales también se les denomina huchas, porque lo que almacenan es dinero.

4

Ese dinero se convierte en una especie de saldo, que queda almacenado digitalmente para ser utilizado cuando el usuario lo desee. Hasta el punto, de que puede elegir los meses dónde quiere aplicar la reducción económica. E incluso puede transferirla a otros inmuebles, siempre y cuando todos ellos pertenezcan un mismo titular.

5

De esta manera, las viviendas o empresas que apuesten por las placas solares, junto con el uso de baterías virtuales verán en sus facturas de la luz tanto la compensación de excedentes que les corresponde, como un descuento económico final por el uso estos monederos virtuales. Como resultado, la factura de la luz de estos usuarios puede llegar a ser de 0 €.

De esta manera, lo que hace una batería virtual fotovoltaica es almacenar el dinero que se genera de la venta de excedentes que producen las placas solares. Permitiendo que ese saldo económico pueda usarse cuándo y dónde el usuario quiera.

Transforma los excedentes solares en ahorro

octopus energy solar
endesa solar
repsol solar
met energia solar

Batería virtual con autoconsumo: ¿cuándo interesa?

Aunque la contratación de un servicio de batería virtual en un régimen de autoconsumo solar pueda parecer siempre una buena decisión, porque a priori todos los proyectos fotovoltaicos producen excedentes energéticos. Lo cierto es que no siempre interesa contratar este tipo de productos.

Las baterías virtuales son una de las últimas novedades en el mundo de la energía solar. Si bien, eso no significa que deban ahora emplearse en todas y cada una de las nuevas instalaciones de placas solares que se hagan, o que deban implementarse en los proyectos de autoconsumo solar ya realizados. Si no, que la decisión de utilizar baterías virtuales dependerá de cada caso particular.

A continuación, se exponen 3 casos de cuándo interesa (o no) contratar un servicio de baterías virtuales. Estos engloban ejemplos prácticos tanto para los que tengan ya instalados paneles solares, como para los que están aún tomando la decisión.

Batería virtual fotovoltaica para ahorrar más

Una de las razones principales para contratar una batería virtual es conseguir un ahorro aún mayor. Si se estima que las placas solares pueden reducir hasta un 70 % las facturas de la luz, con el uso de baterías virtuales fotovoltaicas la disminución puede ser absoluta. Es decir, se puede llegar a los 0 €.

La acumulación de excedentes ya vendidos que permite el uso de baterías virtuales, posibilita a sus usuarios, que pueden ser viviendas o empresas, hacer uso de ese dinero en otros meses. Haciendo que muchas de sus facturas de la luz, puedan ser de 0 €.

Las instalaciones de placas solares -tanto nuevas, como ya constituidas- a las que les pueda interesar contratar un servicio de batería virtual son las que se encuentren dentro de algunos de los siguientes supuestos:

  • Para los usuarios que tengan un consumo estacional: hay viviendas y empresas que tienen consumos energéticos muy estacionales. Es decir, sus facturas de la luz son más bajas unos meses que otros. El uso de placas solares y batería virtual permitiría a este tipo de usuario no sólo reducir sus facturas gracias al autoconsumo solar, sino también compensarlas con el dinero conseguido con la venta de los excedentes de los meses en los que el consumo ha sido muy bajo.
  • Para propietarios con segundas o terceras residencias: el dinero acumulado en la batería virtual fotovoltaica se puede aprovechar en segundas o terceras residencias, siempre que el titular sea el mismo. De tal forma que, por ejemplo, con la casa de la playa que tiene placas solares, se puede pagar la factura del piso en la ciudad. Esto mismo puede aplicarse a empresas con diferentes sedes.
  • Para proyectos de autoconsumo que generen muchos excedentes. No obstante, los especialistas no recomiendan calcular un número de placas solares mayor al necesario. Ya que sobredimensionar una instalación incrementa el tiempo de amortización e impide el acceso a ayudas. De hecho, una de las condiciones para la concesión de la subvención de proyectos de almacenamiento es que se autoconsuma el 80% de la generación de la instalación fotovoltaica.

Batería virtual y batería física: ¿se pueden combinar?

La batería virtual y la batería física son dos formas de almacenar los excedentes de los paneles solares que no son excluyentes, sino que incluso pueden utilizarse de forma simultánea en según qué casos.

Para ello, antes hay que entender lo que es capaz de almacenar cada tipo de batería. Ya que la principal diferencia que existe entre una batería virtual y una batería física es el formato en el que se guardan los excedentes generados gracias al aprovechamiento de la energía solar.

  • En las baterías virtuales se almacenan los excedentes ya vendidos a la comercializadora. Y, por tanto, lo que se acumula es dinero (€).
  • En las baterías solares físicas se almacenan los excedentes en kilovatios (kW). Es decir, se guarda literalmente la energía excedentaria, para que pueda utilizarse, por ejemplo, por las noches.

Así, el usuario deberá, en función de lo que quiera hacer con los excedentes de energía de sus paneles solares, apostar por la contratación de un servicio de batería virtual, o por la instalación de baterías solares (también llamadas acumuladores solares). Asimismo, y según los diferentes expertos consultados, la combinación de ambas modalidades de baterías es posible.

Estos profesionales sostienen que batería virtual y física podría ser una solución energética muy interesante cuando, por ejemplo, se tenga coche eléctrico y se tenga un consumo puntual. De esta manera, se podría utilizar la batería virtual para reducir las facturas de la luz en los meses en los que se esté teniendo un mayor consumo energético, y la batería física para recargar el coche diariamente.

Rivalidad por el uso de la palabra "batería" Hay una polémica por el uso de la palabra "batería" virtual. Muchos de los fabricantes de baterías solares afirman que estamos ante un mal uso de la terminología y prefieren otras como monedero virtual, cartera virtual, wallet virtual o hucha. Mientras que las comercializadoras que ofrecen este servicio aseguran que la semántica de "batería virtual" es correcta y ejemplifica su uso.

Baterias virtuales de placas solares: ¿cuándo no interesan?

Hay situaciones en las que no interesa poner baterías virtuales a las placas solares. En la mayoría de los casos, es por falta de rentabilidad o incompatibilidad.

Algunos de los casos en los que no es recomendable poner baterías solares son:

  • Cuando el usuario es beneficiario del bono social eléctrico: esta ayuda solo es compatible con una comercializadora de referencia y, por tanto, el disfrute del bono social y el empleo de batería virtual son incompatibles.
  • Cuando los niveles de excedentes son muy bajos. Hay instalaciones de paneles solares que por su ajustado dimensionamiento, apenas producen excedentes de energía. En estos casos, no se recomienda poner estas carteras virtuales.
  • Falta de espacio para poner placas solares: muy relacionado con la anterior, está la falta de espacio en los tejados para poner placas solares, lo que influirá en los niveles de excedentes que se pueden tener
  • Buenos precios de compra y venta de energía: en el caso de que se tenga un buen precio fijo de compra y de venta de energía, el uso de baterías solares podría dejar de ser rentable.
  • En instalaciones de placas solares aisladas: la desconexión de la red eléctrica al 100 %imposibilita la contratación de un servicio de baterías virtuales, puesto que sigues conectado a la red eléctrica.