Hipoteca fija o variable: diferencias y cuál es la mejor

¿Una hipoteca fija o variable? Es una elección complicada, a la que tienes que dedicar tiempo, si quieres tener una vivienda en propiedad. Para facilitarte la elección, te dejamos esta completa guía con las diferencias y los pros y contras de ambos préstamos.


Diferencias entre interés fijo e interés variable

A la hora de hacerte con una propiedad, la elección fundamental está entre una hipoteca fija o una hipoteca variable (sin desmerecer a la mixta que conjuga ambas facetas).

Como muchas otras cosas, antes de decantarse por una y otra es fundamental que conozcas la teoría. Ambos tipos de hipotecas van ligadas a unos intereses, los cuales puedes o no variar o sufrir subidas y bajadas abruptas durante la vida del préstamo hipotecario.

  • Diferencias entre interés fijo e intereses variable
  • Interés fijo, como su propio nombre indica es el que se aplica a las hipotecas fijas. En este caso, pagarás siempre lo mismo independientemente de otros índices y valores que cambien en el mercado financiero
  • Interés variable: va ligado a un índice de referencia, normalmente el euríbor. De esta forma, cuando se sitúa en cotas más bajas, la cuota mensual de tu hipoteca será menor mientras que si está en valores más altos, será más elevada. Es el propio de las hipotecas variables

¿Es mejor la hipoteca fija o variable?

Hecha esta primera introducción teórica, la primera duda que te puede surgir es si es mejor una hipoteca fija o una hipoteca variable. La respuesta es que depende, no te podemos decir un sí o un no, porque entra en juego tu perfil, los años en los que quieras amortizar tu hipoteca y el riesgo que estés dispuesto a asumir para pagar menos mensualmente.

¿Cuándo te conviene una hipoteca fija o variable?

 Plazo del préstamo

Por lo general, las hipotecas fijas tienes que amortizarlas en un plazo más bajo que las variables. Las entidades financieras ofrecen las primeras mencionadas a 20-30 años mientras que puedes encontrar préstamos hipotecarios a tipo variable incluso a 40 años.

 Tiempo de amortización

Relacionada con el anterior, el tiempo en el tienes pensado amortizar la hipoteca también es un factor determinante para apostar por un tipo u otro de los comentados:

  • Valora hacerte con una hipoteca variable si tienes unos ingresos amplios y vas a devolver la hipoteca en 15-20 años. En general, los índices del euribor se mantienen más bajos durante los primeros años de vida del préstamo y empiezan a subir conforme se va llegando al ecuador
  • Valora hacerte con una hipoteca fija si tus ingresos no son muy abundantes y no podrías tolerar, económicamente hablando, una subida del euríbor excesiva. Este tipo de hipoteca está indicada para ti si no quieres correr un riesgo excesivo para tener una propiedad y prefieres amortizar el montante en 20-30 años, en cuotas mensuales siempre iguales

Hipoteca fija o variable: Ventajas y desventajas

Visto el tipo de perfil y los factores que entran en juego, es conveniente tener en cuenta las ventajas y desventajas de una opción y otra.

¿Cuáles son los pros y contras de una hipoteca fija?

Pros y contras de una hipoteca fija
Pros
Contras
  • Cuotas siempre iguales, no tendrás ninguna duda sobre lo que vas a pagar mes a mes
  • Menor riesgo: relacionada con la anterior, al no depender del euríbor tienes la seguridad de que las cuotas se mantendrán
  • Gastos menores: hay varias ofertas de bancos con intereses bajos siempre que te decantes por plazos cortos
  • Intereses más altos que una hipoteca variable, por lo general. Dicha seguridad, en muchas ocasiones, se paga
  • Altas comisiones por una amortización anticipada
  • Cambiar de hipoteca conlleva más gastos a asumir. La subrogación no es especialmente barata

Pros y contras de una hipoteca variable

Pros y contras de una hipoteca variable
Pros
Contras
  • Interés más bajos si la contratas a corto plazo dado que el euríbor está en negativo actualmente
  • Plazos de amortización más altos
  • Suelen carecer de comisiones o ser más bajas que en las hipotecas fijas
  • Cuotas variantes en función del euribor
  • Un mayor plazo puede jugar en tu contra, los intereses aumentan
  • El primer año suelen tener cuotas mensuales altas

Preguntas frecuentes sobre la hipoteca fija o variable

Si no tengo muchos ingresos anteriores, ¿qué me conviene, una hipoteca fija o una variable?

En este caso, quizás te convenga más una hipoteca fija si tus ingresos no son demasiado recurrentes. En cualquier caso, sí que te recomendamos la hipoteca al 100% de financiación que ofrecen varios bancos.

¿Qué es lo más importante para saber escoger entre una hipoteca fija y una variable?

Sobre todo tu perfil y tus ingresos. Desde nuestro punto de vista debes sopesar tanto tu situación económica como los plazos y cuotas mensuales y a partir de ahí tomar una decisión acorde.

Actualizado el