Termostato para calefacción: Digital, Wifi, inteligente, inalámbrico

¿Cómo funciona un termostato para calefacción y qué tipos hay? Descubre las ventajas del termostato digital y los precios aproximados según características.


¿Para qué sirve un termostato de calefacción?

El termostato es un aparato que se instala en las viviendas con el objetivo de regular y controlar el sistema de calefacción y refrigeración. Gracias a estos aparatos se pueden conseguir importantes ahorros de consumo energético y por tanto reducir el importe de nuestra factura de gas. Además si cuentas con alguna de las tarifas de gas natural más barata del mercado puedes incrementar todavía más ese ahorro.

Los termostatos mantienen incorporados un sistema de control que en función de la temperatura de la vivienda abre o cierra el circuito de calefacción para regularla.

Podemos distinguir dos tipos de termostatos, por un lado tenemos el termostato tradicional y por otro lado el termostato digital.

¿Qué tipo de termostatos hay?

El termostato y su funcionamiento ha ido evolucionando con el paso de los años, actualmente distinguimos dos tipos de termostatos, los analógicos y los digitales.

Los termostatos analógicos regulan la temperatura de tu hogar a partir de una rueda de control que tienen incorporada.

  • Suelen ser los más económicos del mercado
  • Tiene una instalación más sencilla que los digitales
  • Funcionamiento sencillo
  • Regulación poco precisa

Los termostatos digitales pueden controlar ese temperatura y ser programados para actuar durante periodos de tiempo concretos. Son mucho más precisos que los analógicos y dentro de esta categoría también se pueden diferenciar varios tipos.

  • Mayor ahorro energético
  • Configuraciones personalizadas
  • Funcionamiento sencillo
  • Muestra detalles de consumo
  • Mayor eficiencia energética
  • Suelen tener un precio más elevado que los analógicos

¿Qué termostato funciona mejor el digital o el tradicional?

Son muchos las viviendas que están sustituyendo el termostato tradicional por los nuevos termostatos digitales o inteligentes que permiten muchas más ventajas como programar diferentes configuraciones y garantizan un mayor ahorro energético que los termostatos tradicionales.

¿Cómo funciona el termostato analógico o digital?

No es lo mismo instalar un termostato analógico que uno digital. En el primer caso no precisa de fuente de alimentación ya que el mecanismo se activa a partir de la reacción de unos metales de calor interno que se activan o desactivan cuando el inmueble alcanza cierta temperatura. Al contrario de los termostatos digitales que precisan de esa corriente eléctrica para su funcionamiento.

 En el caso de los termostatos analógicos, la rueda que incorpora define la temperatura a la que se debe encontrar la vivienda y la mantiene fija. Con estos tipos de termostatos no hay picos de subidas ni bajadas, son los que incorporan el mecanismo que se conoce como On/Off.

 Por su parte los termostatos digitales envían una señal a la caldera cuando la temperatura de la estancia no se encuentra dentro de los grados establecidos. En el caso de que la temperatura no sea la indicada el termostato actúa, si hace frío provoca una subida de temperatura y si hace calor provoca una bajada.

Termostato digital programable o cronotermostato

El termostato digital programable también se conoce como cronotermostato. La principal peculiaridad de este aparato es que se puede programar y ajustar según los hábitos de consumo del usuario. Con este tipo de termostato podemos controlar y programar la calefacción de diferente manera y en tiempos distintos.

Este tipo de termostatos permite regular la temperatura por horas, días e incluso por zonas permitiendo el uso de la calefacción o aire acondicionado solo en aquellos momentos que estamos en casa y en la sección de la vivienda que esté en uso.

¿Qué es un termostato inteligente?

El termostato inteligente es un tipo de termostato digital programable que permite el control de la temperatura de manera remota desde un dispositivo móvil. Estos aparatos permiten adaptar el uso de la caldera, aire acondicionado, radiadores de agua e incluso suelo radiante a tus hábitos de consumo.

Pueden ser inalámbricos o con cable y según el tipo de termostato inteligente que tengas instalado te permitirá controlar la temperatura de tu vivienda a mayor o menor distancia.

Algunos de estos termostatos incorporan la funcionalidad de geolocalización y permiten controlar la calefacción o airea acondicionado desde una distancia máxima.

Ventajas del termostato Wifi

Los termostatos wifi se encuentran dentro del grupo de termostatos inteligentes, a diferencia de los anteriores, estos permiten el control de la temperatura de nuestra vivienda a distancia siempre que estemos conectados a una red wifi.

Estos termostatos permiten controlar y conocer el estado de nuestro sistema de calefacción o refrigeración desde cualquier lugar. Pueden ser útiles por ejemplo en segundas residencias en las que se quiera controlar la temperatura antes de llegar el fin de semana.

¿Cómo funciona un termostato inalámbrico?

Normalmente los termostatos han estado conectados a la caldera a través de un sistema de cableado interno. Los nuevos termostatos inalámbricos permiten ubicar el aparato en cualquier lugar de la vivienda. La distancia aproximada desde la que se puede controlar el sistema de calefacción o refrigeración con estos dispositivos es de unos 30-40 metros aproximadamente.

Para que estos termostatos funcionen correctamente la caldera debe incorporar un receptor de radiofrecuencia que permite el control a distancia sin necesidad de conectarlo a través de cables.

Desde Selectra recomendamos instalar este tipo de dispositivo en una zona alejada a fuentes de frío o calor.

¿Cómo programar el termostato para conseguir un mayor ahorro en calefacción?

Uno de los factores principales que nos va a ayudar a pagar menos en nuestra factura de gas gracias a los termostatos es programar los termostatos para su inactividad siempre que no estemos en la vivienda.

Otro factor importante y que muchas personas no tienen en cuenta es querer alcanzar rápidamente la temperatura confort sin importar el derroche energético que esto supone. Recomendamos programar estos aparatos para que alcancen a temperatura óptima de manera eficiente sin provocar grandes alteraciones en nuestro sistema de calefacción ya que posteriormente esas subidas o bajadas bruscas de temperatura suponen también picos en nuestra factura.

Cada grado de temperatura menos supone un ahorro de un 8% de energía. Desde Selectra recomendamos regular los termostatos a una temperatura no muy alta, lo ideal sería mantenerla entre los 15 y 18 grados.

Actualizado el
 
 
91 076 66 35
Te Llamamos