Contratar un seguro médico: ¿Qué hay que hacer?

Contratar seguro médico
contratar seguro médico

¿Estás pensando en contratar un seguro médico pero no sabes los pasos que tienes que seguir para hacer todo correctamente? Desde Selectra te ofrecemos esta guía que te despejará todas las dudas al respecto.


Comparar

Consejos antes de contratar un seguro médico

En unos momentos tan convulsos como los actuales a causa de la crisis sanitaria, dedicar tiempo y esfuerzos a comparar y saber qué seguro de salud se adapta más a tus necesidades se convierte en una prioridad mayúscula.

Una de las primeras cuestiones a tener en cuenta es si el seguro de salud cubre el coronavirus. Actualmente, las aseguradoras ofrecen asistencia sanitaria a todos los asegurados aquejados de esta enfermedad y siguen protocolos más o menos similares, siempre en coordinación con el Sistema Nacional de Salud.

Así, una vez asegurado este aspecto fundamental, estos son los pasos a seguir para dar con una buena póliza médica:

 ¿Qué tipo de seguro necesito?

Existen dos tipos de seguros de salud: de asistencia médica y de reembolso de los gastos médicos. Entre los primeros puedes encontrar con copago o sin copago más o menos indicados dependiendo tu tipo de perfil:

  • Si quieres contratar una póliza médica para ti solo o para ti y tu pareja y ambos estáis bien de salud, te recomendamos contratar una con copago
  • Si quieres incluir en el seguro de salud a tus hijos pequeños, a tu padre o a una persona de la tercera edad, te instamos a hacerte con uno sin copago

 Cuestiones relacionadas con la póliza

Una vez tengas claro el tipo, ya estás en disposición de acudir a un comparador de seguros de salud y cuál es el que más se aproxima a tus requerimientos. Desde Selectra consideramos que tienes que poner el foco en todos estos aspectos:

  • Periodo de carencia: es el tiempo que pasa desde que contratas un seguro de salud hasta que puedes comenzar a usar algunos servicios
  • Asistencia en viaje y dental: es fundamental ver los límites de ambas coberturas
  • Edad: tienes que fijarte hasta qué edad puedes contratar la póliza. La mayoría de aseguradoras fijan los 65-70 años como tope. También tienes que procurar saber cómo puede aumentar el precio de la prima conforme cumples años
  • Exclusiones: tan importante como ver las coberturas incorporadas es importante observar las que no están incluidas. Entre ellas, las enfermedades preexistentes no suelen estar cubiertas por la póliza

 Otras consideraciones

Además de esto tienes que tener en cuenta:

  • Política que siguen a la hora de dar de baja la póliza: si dan facilidades o el proceso es largo y tedioso
  • Teléfonos de atención al cliente: cuántas vías tienen habilitadas para que puedas contactar con ellos y, sobre todo, si son gratuitas (no 902)
  • Opiniones de los clientes: este aspecto hay que mirarlo con cautela. Ten en cuenta que suelen ser los usuarios insatisfechos los que vierten más comentarios (negativos) en la red
Comparar

¿Cómo contratar un seguro médico?

Una vez comparadas las pólizas de salud y hayas decidido cuál es la más indicada para ti o para el resto de personas que figuren en la misma (de haberlos) puedes contratarla a través de tres vías diferentes:

 Online

Es una de las fórmulas más rápidas y cómodas. Estos son los pasos que se han de seguir:

  • Facilitar a la aseguradora toda la documentación que requiera: datos personales e historial médico
  • Rellenar un cuestionario de salud para ver que ese historial médico es real. Es importante aclarar si padeces patologías u otras enfermedades preexistentes puesto que, tal y como hemos indicado, estas no suelen estar cubiertas. En la mayoría de los casos también te pedirán que indiques las intervenciones quirúrgicas pasadas
  • Valorar la solicitud. La compañía cotejará todos los datos proporcionados y, de poder contratar la póliza, te enviará una declaración al domicilio que hayas indicado para que rellenes los datos. Este documento lo puedes devolver firmado por correo electrónico o presentarlo en cualquiera de las oficinas

 En las oficinas

El proceso es similar al anterior, con la principal diferencia de que tienes que acudir a las oficinas (propias o las de un agente o un mediador de seguros) para formalizar todos los trámites y resolver las dudas.

 Por teléfono

Es lo más indicado. Un asesor especializado en la materia te informará, resolverá las incógnitas y te guiará en el proceso de contratación del seguro médico. Como ya hemos adelantado, casi todas las aseguradoras tienen un teléfono propio y gratuito de atención al cliente y/o contratación.

De la misma forma, el agente te hará llegar un cuestionario de salud y el contrato de la póliza que tendrás que reenviar rellenado y firmado por correo electrónico o físicamente en las oficinas.

¿Se puede contratar un seguro médico estando embarazada?

Puedes contratar un seguro de salud estando embarazada pero lo recomendable es que lo hagas antes de ello. ¿Por qué?

Las aseguradoras fijan un periodo de carencia para el embarazo de 8 meses en la mayoría de los casos. Esto es debido a que los costes derivados (ecografías, ginecólogos, parto) no les salen a cuenta si estás ya encinta.

Preguntas frecuentes a la hora de contratar un seguro médico

¿Es obligatorio rellenar un formulario para contratar un seguro de salud?

Sí, las aseguradoras lo fijan como un requisito indispensable para contratar uno de sus seguros médico. Ten en cuenta que tienen que tener una prueba de que tienes un estado de salud ‘bueno’.

¿Me pueden subir la prima de mi seguro de salud año a año?

Sí, pero las compañías están obligadas por escrito a avisarte de un cambio en la prima o en las coberturas. De no darse el caso, puedes reclamarle que te mantenga el precio anterior a la subida.

¿Una aseguradora puede negarme uno de sus seguros de salud?

, si la aseguradora comprueba que lo que has rellenado en el cuestionario no concuerda con tu historial médico o sobrepasas la edad límite puede negarte la contratación de la póliza.

Actualizado el
 
 
Comparar
Comparar