Seguro privado de embarazo: coberturas, carencia y precios

Seguro salud cobertura embarazadas

Un seguro privado en el embarazo garantiza la protección integral de la mamá y el futuro bebé. Sin embargo, para acceder a todas sus coberturas, es necesario cumplir con una condición: contratarlo antes de que la mujer quede embarazada.


Casualmente, contar con las máximas coberturas durante el embarazo es uno de los mayores atractivos de los seguros médicos privados. Es en esos casos cuando los beneficios de la sanidad privada adquieren una mayor dimensión:

  • Tiempos reducidos en listas de espera.
  • Mayor número de profesionales al alcance de la embarazada.
  • Habitación individual para la gestante, con cama para su acompañante, en el momento de la hospitalización por parto.

¿Se puede contratar un seguro médico estando embarazada?

Una mujer embarazada puede contratar un seguro de salud, pero contará con una particularidad: no podrá hacer uso de las coberturas especificadas para la gestación y parto. Es entonces cuando la única condición impuesta para estos casos sale a escena, ya que las compañías, en el cuestionario previo a la contratación, solicitarán esa información.

¿Existen seguros para embarazadas sin carencia?

No, actualmente las compañías no ofrecen seguros para embarazadas sin carencia. Aplicar periodos de carencia es común en todas las grandes aseguradoras, para evitar así que se contrate una póliza, se haga uso de las coberturas específicas durante la gestación, y se tramite la baja de la póliza tras el nacimiento del bebé.

En el caso del parto, por ejemplo, dicha intervención en sanidad privada suele suponer a la aseguradora un coste de unos 6.000 euros, siempre y cuando no surjan complicaciones. Por tanto, este supuesto provocaría que las compañías no obtuvieran rentabilidad alguna de las pólizas de las embarazadas.

De hecho, el periodo de carencia en estos casos suele ser de los más elevados, ya que suele alcanzar los 8 meses — en algunos casos, hasta 10 —. Solo se ve superado por coberturas como los trasplantes o la asistencia sanitaria por VIH.

Las compañías solo eliminarían este periodo de carencia en aquellos casos que impliquen riesgo para la salud de la gestante o su feto, como es un posible parto prematuro.

Periodos de carencia por aseguradora
Compañía aseguradora Carencia en embarazo
Sanitas 8 meses
Asisa 8 meses
Aegon 8 meses; 6 meses para amniocentesis
(diagnóstico de defectos congénitos)
Mapfre 8 meses
DKV 8 meses
Adeslas 8 meses

Coberturas básicas del seguro médico para embarazadas

El gran número de coberturas que ofrecen los seguros de salud para embarazadas se convierte en uno de los motivos que lleva a multitud de mujeres a optar por una póliza de este tipo para desarrollar el proceso de gestación, así como el posterior parto. Estas son las posibilidades básicas que otorga:

  • Seguimiento semanal del embarazo.
  • Ecografías.
  • Consultas con el ginecólogo y obstetra.
  • Cursos de preparación al parto.
  • Asistencia durante el alumbramiento.

Del mismo modo, las aseguradoras también incluyen dentro de sus prestaciones básicas la atención médica del recién nacido. Eso sí, el nivel de cobertura varía según la compañía, ampliando sus servicios a posteriori pero adaptados a las particularidades de los seguros médicos para niños y recién nacidos.

Coberturas extra de la póliza médica del embarazo

Adicionalmente, a las coberturas básicas del seguro para embarazadas anteriormente mencionadas, algunas aseguradoras ofrecen en adición garantías como:

  • Ecografía 3D/4D.
  • Test genético prenatal no inclusivo.
  • Conservación de células madre del cordón umbilical.
  • Revisiones otológicas para detectar precozmente la sordera en el neonato.
  • Fisioterapia para la rehabilitación del suelo pélvico.

Precios más baratos de seguros médicos para embarazadas

La oferta específica de seguros para embarazadas es realmente amplia en el mercado español. Los precios en aquellas pólizas que incluyen hospitalización, la cual será necesaria como mínimo en el momento del parto, comprenden desde los 23 euros hasta los 112, según si tienen o no copago.

Con copago

23,13 euros/mes

DKV Integral Complet

  • Test fetal de anomalías
  • Preparación al parto
  • Rehabilit. suelo pélvico
  • Comadrona online
  • Ayuda posparto en el hogar
  • Incubadora

Con copago

23,16 euros/mes

Asisa Momento

  • Preparación al parto
  • Obstetra y matrona
  • Anestesia epidural
  • Habitación individual
  • Pruebas diagnósticas
  • Quirófano

Sin copago

44,27 euros/mes

Fiatc Medifiatc

  • Ecografías 3D
  • Vigilancia del embarazo
  • Prueba embarazo de riesgo
  • Análisis cromosomático
  • Comadrona
  • Analíticas de control
Here you can add HTML
Here you can add HTML
Here you can add HTML

Garantías y ventajas del seguro privado en el embarazo

Contratar un seguro médico para el embarazo contempla muchas ventajas que el sistema de sanidad pública, por cuestiones logísticas, no puede alcanzar.

  • Máxima accesibilidad

    Una póliza privada permite reducir tiempos de espera, haciendo las visitas a los especialistas mucho más flexibles.

  • Plan de parto personalizado

    La embarazada podrá elegir el tipo de parto que prefiere, siempre bajo supervisión del equipo médico.

  • Cercanía durante todo el proceso

    Se podrá elegir ginecólogo, que asesorará durante todo la gestación y asistirá en el parto, al igual que matrona.

  • Garantía y calidad profesional

    Un seguro privado da la posibilidad de elegir el centro para dar a luz con las mejores instalaciones y profesionales.

Preguntas frecuentes sobre seguros para embarazadas

¿Hay seguros para embarazadas que no tengan carencia?

No, actualmente ninguna aseguradora tiene seguros sin carencia para las embarazadas. No obstante, cada compañía establece duraciones distintas, según la cobertura en cuestión.

¿Qué coberturas adicionales puede tener un seguro médico para embarazadas?

Algunos seguros médicos pueden incluir ecografías en 3D o 4D; tests genéticos no invasivos; o la conservación de las células madre del cordón umbilical.

¿Qué seguro puedo contratar sí ya estoy embarazada?

Estar embarazada no es un impedimento para contratar un seguro de salud. Se podrá acceder a otras muchas coberturas, aunque habrá que respetar el periodo de carencia de aquellas que lo tengan preestablecido.

¿Qué pasa si estoy embarazada y no tengo seguro?

Estar embarazada y contratar un seguro posteriormente no servirá, a priori, para que el parto o algunas pruebas de la gestación sean cubiertas. Al ser los periodos de carencia de 8 meses en la gran mayoría de compañías, resultará difícil cumplir con ese plazo si el seguro se contrata con dicha gestación ya iniciada.

¿Qué seguro cubre gastos de parto?

Habitualmente, cualquier seguro de salud particular en mujeres incluye el parto como cobertura básica.

Actualizado el