¿Qué es el bono social de luz?

Usted está aquí

qué es el bono social de luz

El bono social de luz es la ayuda que ofrece el Gobierno para que las personas con menos recursos económicos puedan pagar con más comodidad sus recibos de la luz. Para disfrutar de esta subvención, es imprescindible presentar una solicitud directamente a la compañía con la que tenemos firmado el contrato de la luz, que en este caso debe ser una Comercializadora de Referencia.


El bono social de luz

El bono social de luz es una ayuda a la que pueden acogerse las personas con una situación económica complicada para poder pagar sus facturas de la luz con más comodidad. Esta ayuda supone un descuento en la factura de la luz de los consumidores considerados vulnerables, entre el 25% y el 40% dependiendo de la situación de cada persona.

La ayuda del bono social existe desde que en el año 2009 se liberalizó el mercado eléctrico. Sin embargo, las condiciones que deben cumplir los usuarios para obtenerlo han ido cambiando. Concretamente, en octubre de 2017 de aprobó una nueva reforma en la que se establecen unos nuevos requisitos para acceder a él.

En esta última actualización del bono social de luz se establece que los consumidores que pueden acceder al bono social de luz deben tener determinadas condiciones económicas y familiares.

La normativa que regula el actual bono social de luz es el Real Decreto 897/2017 de 6 de octubre. Puedes consultar los términos legales de esta normativa directamente en el , en la y en la .

¿Quién puede solicitar el bono social de luz?

Las personas que pueden solicitar el bono social de luz han de cumplir una serie de requisitos. Las condiciones mínimas que tienes que cumplir para ser son estas cuatro:

  1. Tener el contrato de luz a tu nombre.
  2. Que la casa en la que tienes contratada la luz sea tu vivienda habitual, y no casas de verano o pisos que tienes alquilados a otras personas. Tu vivienda habitual no tiene por qué ser de tu propiedad; también puedes pedir el bono social si vives en una casa de alquiler.
  3. Tener contratada la tarifa de luz del Gobierno, el PVPC.
  4. Tener una potencia contratada en casa inferior a 10kW.

Saber si cumples estos requisitos es bastante fácil, pero si no sabes si tienes contratada la tarifa PVPC o desconoces cuál es tu potencia contratada, te lo explicamos a continuación.

Las tarifas PVPC son las que pertenecen al mercado regulado de la luz, es decir, las que tienen un precio de la luz fijado por el Gobierno. El nombre completo de estas tarifas es Precio Voluntario al Pequeño Consumidor y se caracterizan porque a cada hora la luz tiene un precio distinto.

Para saber si tienes contratada una tarifa PVPC puedes comprobar el apartado 'Datos del contrato' de tu factura de la luz. Si en algún sitio pone 'PVPC' o 'tarifa regulada', tienes contratada una tarifa de este tipo.

Si no, no te preocupes. Puedes pedir el bono social sin tenerla aún contratada. Cuando te aprueben la ayuda, la compañía de luz te aplicará automáticamente los precios que marca esta tarifa.

La potencia contratada equivale a la cantidad de aparatos que puedes tener enchufados y funcionando a la vez en casa. La unidad que se utiliza para medirla son los kW, por lo que en tu factura de la luz lo verás comokW de potencia contratada.

Además, es la parte fija de tu factura de la luz, ya que debes pagarla siempre. Es el fijo que hay que pagar por tener conectado el servicio de luz en casa. Y lo que pagues por ella dependerá de la cantidad de potencia que tengas.

Para saber qué potencia contratada tienes, consulta el aparato de 'Datos del suministro' de tu factura. Ahí debe aparecer cuál es tu potencia contratada.

Requisitos para tener el bono social de luz

Aparte de los requisitos básicos que hemos comentado antes, para disfrutar del bono social hay que cumplir una serie de condiciones económicas y familiares. Dependiendo de estos requisitos, podrás ser considerado consumidor vulnerable, consumidor vulnerable severo o consumidor vulnerable severo en riesgo de exclusión social. Pertenecer a una u otra de estas categorías de te permitirá acceder a un tipo de descuento diferente, pero eso lo veremos en el apartado de descuentos del bono social.

Las condiciones económicas que debes cumplir se establecen según el nivel de renta anual de cada familia. Es decir, para pedir el bono social tu familia debe ingresar al año como máximo los importes que vamos a detallar a continuación. Eso sí, los niveles de renta se aplican de forma diferente según las características familiares de cada persona, ya que no es el mismo gasto para una persona que viva sola que para una familia numerosa.

El nivel de renta que se aplica en el bono social se calcula a través del . Este es el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, que es el indicador que se utiliza en España como referencia para las ayudas, subvenciones y becas.

El IPREM que se utiliza en este caso es el de 14 pagas, es decir, el de quienes tienen un sueldo mensual más dos pagas extra al año, estén prorrateadas o no. El valor actual del IPREM en 14 pagas es de 7.519,59 €/año.

Para saber qué ingresos máximos debe tener cada familia que quiera solicitar el bono social, se multiplica esta cantidad por una cifra determinada. Veamos claramente cuál es el sueldo máximo que se admite para cada categoría de consumidor y en todas sus situaciones.

 Consumidores vulnerables

  • Personas o parejas sin hijos: 1'5 veces el IPREM, que equivale a 11.279,39 €/año.
  • Familias con un menor en casa: 2 veces el IPREM, que son 15.039,19 €/año.
  • Familias con dos menores: 2'5 veces el IPREM, que son 18.798,98 €/año.
  • Familias numerosas, independientemente de su renta
  • Unidades familiares o personas solas pensionistas cuyos únicos ingresos sean prestaciones mínimas por jubilación o incapacidad permanente, independientemente de su importe

En caso de que en cualquiera de estas familias haya una situación especial por discapacidad igual o superior al 33%, víctimas de violencia de género o víctimas del terrorismo, se suman 0'5 puntos al IPREM admisible. De esta forma, el nivel de renta admitido es mayor y permite acceder al bono social a más familias.

Las rentas máximas cuando existen estas situaciones especiales quedarían de la siguiente manera:

  • Personas o parejas sin hijos: 2 veces el IPREM, que son 15.039,18 €/año.
  • Familias con un menor en casa: 2'5 veces el IPREM, que son 18.798,98 €/año.
  • Familias con dos menores: 3 veces el IPREM, que son 22.558,77 €/año.

 Consumidores vulnerables severos

Los consumidores vulnerables severos son los que tienen una situación económica algo más complicada que los consumidores vulnerables. Perteneces a esta categoría si te encuentras en alguna de las siguientes situaciones:

  • No llegas al 50% de las rentas máximas que indicamos para los consumidores vulnerables.
  • Tienes familia numerosa y no llegas a 2 veces el IPREM, que son 15.039,18 €/año.
  • Eres pensionista y tu pensión mínima está por debajo del valor del IPREM, es decir, inferior a 7.519,59 €/año.

 Consumidores vulnerables severos con riesgo de exclusión social

Los consumidores vulnerables severos con riesgo de exclusión social conforman la categoría más desfavorecida. En este caso, se incluyen todos los consumidores vulnerables severos si:

  • Su Comunidad Autónoma les ha concedido una subvención autonómica por la que los servicios sociales abonan el 50% de su factura de la luz.

Además de los descuentos en la factura de la luz, el bono social estipula que a este tipo de consumidores no se les puede cortar la luz por impago mientras su Comunidad Autónoma siga pagando la parte que le corresponda.

Para saber si tu nivel de renta te permite solicitar el bono social de luz, tendrás que comprobar cuáles son tus ingresos anuales y cuántos miembros computables hay en tu familia (menores, con discapacidad, pensionistas...).

Una vez tengas esta información, sólo deberás comparar tus ingresos totales con los que correspondan a tu situación para saber si estás por debajo del máximo permitido.

¿Qué descuentos ofrece el bono social de luz?

El en tus facturas de la luz depende de la categoría a la que pertenezcas según tu renta y tu situación familiar.

Así, el descuento que corresponde a cada caso es el siguiente:

  • Consumidores vulnerables: 25% de descuento.
  • Consumidores vulnerables severos: 40% de descuento.
  • Consumidores vulnerables severos con riesgo de exclusión social: 40% de descuento.

Este descuento se aplicará en el total de tu factura de la luz sin contar los impuestos. Técnicamente, esto se corresponde con el término de potencia y el término de energía, es decir, sobre lo que pagas de fijo de la luz y sobre el coste de la electricidad que has consumido.

Es importante que sepas que con la nueva normativa se han marcado unos límites de consumo de energía para cada tipo de familia que tiene el bono social. Esto significa que el descuento sólo se aplicará a la cantidad de luz que consumas dentro de este límite. Si te pasas, no perderás el derecho a la ayuda, pero pagarás el exceso al precio normal de la luz.

Para tenerlo más claro, veamos en el siguiente punto cuáles son estos límites y lo que suponen para cada familia.

Limitaciones de consumo del bono social eléctrico

La aplicación del descuento del bono social en la factura de la luz depende del consumo energético anual de cada familia. Los reflejan el máximo de consumo sobre el que se aplicará el descuento.

Sin embargo, esto no impide que el consumo que haga cada familia sea superior a este límite. Esto significa que el descuento sólo se hará sobre este máximo de consumo, independientemente de cuál sea el consumo total. Simplemente, el resto de energía se cobrará al precio normal de la luz.

En esta tabla vamos a mostrar cuál es la relación entre los límites de consumo para cada familia, lo que pagarían en su factura de la luz sin descuento por esta cantidad de luz cada mes, lo que pagan con descuento y qué total han de pagar si se pasan del límite en determinada cantidad. Para ello, vamos a utilizar un precio medio de la luz de 0'13272 €/kWh.

Límites de consumo de luz del bono social
Situación familiar Consumo al año Consumo al mes aproximado
Familias sin hijos 1.200 kWh 100 kWh
Familias con un menor 1.680 kWh 140 kWh
Familias con dos menores 2.040 kWh 170 kWh
Familias numerosas 3.600 kWh 300 kWh
Pensionistas 1.680 kWh 140 kWh

Si quieres hacer una estimación de cuánto podrías ahorrar con el bono social de luz, lo primero que debes hacer es saber cuánta electricidad consumes al año. Para ello, debes sumar el consumo en kWh que aparece en tus facturas de la luz del último año. Lo podrás ver en el apartado de 'Lectura del contador' de tu recibo de luz.

Así podrás hacer el total de consumo del año, contando el verano y el invierno, cuando las necesidades de luz son bastante distintas.

¿Cómo se solicita el bono social?

Para solicitar el bono social de luz debes ponerte en contacto directamente con la compañía con la que tienes firmado el contrato de luz, que debe ser una Comercializadora de Referencia. Si ya tienes contratada una tarifa PVPC, tu compañía será una Comercializadora de Referencia. Si aún no tienes contratado el PVPC, entonces seguramente tendrás tu contrato con una comercializadora de libre mercado.

Si tu caso es éste último, no te preocupes. Puedes llamar directamente a una Comercializadora de Referencia y empezar a hacer el trámite con ella.

La la puedes hacer por teléfono, por la página web de la Comercializadora de Referencia, en una oficina comercial (si la hay) o enviando directamente toda la documentación por correo postal a la compañía.

Concretamente, los pasos a seguir son:

  1. Ponerte en contacto con la comercializadora e informarle de que quieres solicitar el bono social.
  2. Rellenar el formulario de solicitud de la compañía, que puedes encontrar en su página web o en sus oficinas.
  3. Enviar la solicitud junto con la documentación necesaria para que puedan comprobar que reúnes los requisitos.

Habitualmente, la solicitud del bono social se realiza a través de la plataforma online de la comercializadora o por teléfono. En este último caso, será necesario que envíes tu documentación por correo postal o por correo electrónico.

Además, los organismos oficiales también ponen a disposición de los usuarios determinadas oficinas de ayuda para el consumidor, que se encargan de dar toda la información sobre el bono social necesaria y ofrecen asesoramiento para su solicitud. Generalmente, estas oficinas pertenecen a los servicios sociales de los ayuntamientos.

¿Con qué compañías puedo solicitar el bono social?

Para solicitar el bono social es imprescindible hacerlo a través de una Estas son las compañías que se dedican a ofrecer las tarifas de luz del mercado regulado, y las que se encargan de gestionar las solicitudes del bono social.

Actualmente, el listado de Comercializadoras de Referencia en España es el siguiente:

  • Endesa Energía XXI, S.L.U.
  • Iberdrola Comercialización de Último Recurso, S.A.U.
  • Gas Natural S.U.R., SDG, S.A.
  • EDP Comercializadora de Último Recurso, S.A.
  • Viesgo Comercializadora de referencia, S.L.
  • CHC Comercializador de Referencia S.L.U.
  • Teramelcor, S.L., en Melilla
  • Empresa de Alumbrado Eléctrico de Ceuta Comercialización de Referencia, S.A., en Ceuta

A excepción de las dos últimas (que actúan en un ámbito territorial determinado), es indiferente que hagas tu solicitud con u otra, ya que todas están obligadas a actuar con las mismas condiciones. El único valor a diferenciar es la atención al cliente por parte de cada una.

La práctica más extendida es solicitar el bono social con la Comercializadora de Referencia que esté asociada a la distribuidora de luz de la zona. Por ejemplo, si estás en Madrid y tu distribuidora de luz es Iberdrola, probablemente hagas la gestión con Iberdrola Comercialización de Último Recurso. Sin embargo, debes saber que no tienes ninguna obligación de hacerlo de esta forma.

Tu tarifa de luz y el bono social los puedes tramitar con la compañía que tú prefieras.

Saber si tienes contrato con una Comercializadora de Referencia es muy sencillo. Directamente, si tienes una tarifa PVPC, tienes contrato con una Comercializadora de Referencia.

De cualquier forma, si no estás seguro, comprueba si la compañía que figura en tus facturas es una de las que incluimos en el listado anterior. También lo puedes ver en el apartado de 'Datos del contrato' de tu factura, ya que ahí aparecerá el nombre completo de tu comercializadora.

Documentación necesaria para solicitar el bono social

Al solicitar el bono social de luz deberás entregar a la compañía la documentación necesaria para que la compañía pueda comprobar si reúnes los requisitos de consumidor vulnerable.

Concretamente, la es:

  • El impreso de solicitud de la distribuidora
  • DNI de la persona a nombre de quien está la luz
  • DNI de los miembros de la familia que computen (menores, pensionistas, personas con discapacidad...)
  • Certificado de empadronamiento en la vivienda de todos ellos
  • Libro de familia
  • Título de familia numerosa, si es el caso
  • Certificado de pensionista de la Seguridad Social, para pensionistas
  • Certificado de discapacidad reconocida igual o superior al 33%, si es el caso
  • Certificado acreditativo de los servicios sociales para víctimas del terrorismo y víctimas de violencia de género, si se da el caso

Si la solicitud se tramita de forma telemática, es decir, por Internet, ses necesario escanear todos estos documentos y enviarlos junto con la solicitud, bien sea a través de la plataforma online de la compañía o por correo electrónico.

¿Cuánto dura el bono social?

El bono social de luz tiene una vigencia de dos años a partir de que la compañía da su aprobación, a no ser que deba anularse antes porque dejes de cumplir las condiciones. Habitualmente, la gestión del trámite dura unos 30 días.

Si la comercializadora da una respuesta diciendo que tienes derecho al bono social, el descuento que te toque se te empezará a aplicar en tu siguiente factura de la luz.

Es importante que durante el tiempo que dura el bono social estés atento a si tus condiciones económicas o familiares cambian: si un hijo cumple la mayoría de edad, si algún miembro de la familia se independiza, si consigues un trabajo con un salario mejor... Y es que si por alguna razón dejas de cumplir los requisitos de renta aplicables a tu situación y no lo comunicas a la compañía, puedes enfrentarte a una sanción económica.

Para evitar problemas futuros, si tus condiciones cambian debes ponerte en contacto con tu compañía de luz y comunicárselo. Ellos te dirán cómo debes hacer la comunicación formal, que normalmente se hace mediante un escrito. El plazo para poner al corriente a la compañía de tu nueva situación es de un mes, a contar desde que se produzcan los cambios.

Renovar el bono social eléctrico

Como consumidor vulnerable, puedes disfrutar del bono social de luz durante todo el tiempo por el que mantengas el cumplimiento de las condiciones que se apliquen a tu caso. Sin embargo, cada dos años es necesario renovarlo para que se siga aplicando el descuento.

Si tienes la condición de familia numerosa, el bono social se te aplicará durante el tiempo que esté vigente el título. Si el certificado de familia numerosa se te caduca antes de los dos años, deberás solicitarlo nuevamente y renovar el bono social con tu nuevo título.

Habitualmente, se recomienda que la la hagas 15 días antes de que se terminen tus dos años de vigencia para que la compañía tenga tiempo de tramitarlo y no tengas que abonar ninguna factura sin descuento aplicado.

La renovación del bono social debes realizarla como si fuera una nueva solicitud. Tienes que volver a enviar un nuevo impreso de solicitud junto al que debes enviar de nuevo toda la documentación necesaria para comprobar que sigues cumpliendo los requisitos.

Por otra parte, si ya disfrutas del bono social porque cumplías las condiciones que se exigían en su anterior versión, debes renovar tu solicitud aunque aún no hayas cumplido los dos años. ¿Por qué? Porque los requisitos antes eran diferentes.

Ahora es necesario que todos los clientes que ya tienen el bono social lo vuelvan a solicitar para comprobar si se ajustan a los nuevos niveles de renta que establece la normativa.

Las personas que actualmente tengan suscrito el bono social tienen de plazo hasta el 10 de abril de 2018 para realizar esta nueva solicitud y adjuntar los certificados necesarios.

Si tienes dudas sobre la solicitud de tu bono social, escríbenos a bonosocial@selectra.es y te ayudamos en lo que necesites.