Dar de baja el contrato de luz con Endesa: Teléfonos, Pasos y Plazo

Dar de alta la luz es un trámite legítimo que puede hacer cualquier cliente de Endesa. A continuación te explicamos cómo hacerlo, los plazos, el precio y las condiciones que hay que reunir para poder llevarlo a cabo.


¿Cómo dar de baja la luz con Endesa?

El cliente de Endesa podrá dar de baja el contrato de la luz cuando no quiera seguir disfrutando del suministro eléctrico en la vivienda o local porque vaya a quedarse vacío por diferentes motivos.

Para dar de baja la luz con Endesa hay que ponerse directamente en contacto con la compañía a través de su red de teléfonos o a través del área de clientes:

Contacto para dar de baja la luz con Endesa
Canal Contacto
Teléfono de atención al cliente Endesa 800 760 909
Teléfono de atención al cliente Energía XXI 800 760 333
Área de clientes de Endesa 'Mis Contratos'
Oficinas comerciales de Endesa Puntos de venta

Este trámite únicamente lo podrá realizar el usuario que figure como titular en el contrato del suministro eléctrico. En caso de no ser el titular del contrato, habrá que llevar a cabo un cambio de titularidad con Endesa.

Endesa, antes de la anulación final o temporal del contrato de la luz, solicita una serie de documentación:

  • ¿Qué se necesita para dar de baja la luz con Endesa?
  • Documento Nacional de Identidad del titular del contrato.
  • Código Unificado del Punto de Suministro (CUPS).
  • Datos de contacto del titular del contrato.
  • Número de la cuenta bancaria.

Toda vez que se notifique a Endesa la disolución del contrato eléctrico y se le entregue la documentación correspondiente, la compañía se pondrá en contacto con la distribuidora para que envíen a un técnico a retirar el contador de la luz, siempre que sea de su propiedad.

Razones por las que dar de baja la luz con Endesa

La principal razón para dar de baja la luz con Endesa es que la vivienda va a quedar deshabitada durante un largo periodo de tiempo y no se va a alquilar enseguida.

Es conveniente anular el contrato eléctrico si la casa se queda vacía durante un larga temporada, ya que el coste fijo por mantener el suministro activado es superior a un nuevo alta de luz.

  • Casos habituales para dar de baja la luz con Endesa:
  • Fallecimiento: no se tiene muy claro qué va a pasar con la vivienda o porque los herederos la quieren vender.
  • Divorcio: ninguno de los cónyuges decide quedarse en la vivienda.
  • Compra-venta: es el caso más evidente para rescindir el contrato de la luz para evitar durante el proceso de venta situaciones conflictivas como, por ejemplo, un enganche ilegal.

Todo depende de la situación en la que vaya a quedar una vivienda como consecuencia de una serie de circunstancias, tal y como acabamos de mencionar. No obstante, existen algunos contextos en los que no es aconsejable dar de baja la luz.

¿Cuánto tiempo tarda Endesa en dar de baja la luz?

El tiempo que transcurre desde que el cliente solicita dar de baja su contrato de luz con Endesa hasta que la distribuidora corta el flujo de suministro son aproximadamente 30 días.

Durante la tramitación para dar de baja la luz, Endesa no llevará a cabo ningún corte de suministro.

Endesa define el tiempo de cancelación de suministro eléctrico en función del tipo de contador: analógico o digital. Si el contador de luz es digital telegestionado, la distribuidora puede realizar esta gestión en 24 horas, cuando, en caso contrario, tardaría entre 10 y 15 días.

El plazo de un mes se completa, además, con la verificación por parte del departamento de facturación de Endesa de que no existen pagos pendientes.

Si el plazo de 30 días pasa y el contrato sigue activo, Endesa permite abrir una reclamación rellenando el siguiente formulario.

¿Cuánto cuesta dar de baja el suministro eléctrico con Endesa?

El proceso de dar de baja la luz con Endesa es completamente gratuito, salvo si alguno de los servicios asociados o la propia tarifa de luz contratada tiene permanencia, lo que supondría una penalización económica. En tal caso, los clientes de la compañía deberán abonar las cuotas pendientes hasta completar el periodo de permanencia.

Los servicios de mantenimiento de Endesa OK Luz y OK Gas tienen permanencia de 1 año.

Es necesario pensarse muy bien la opción de dar de baja la luz, ya que una reactivación del suministro eléctrico puede suponer un alto coste. Habría que tener en cuenta la vigencia de tres años de los derechos de extensión y el periodo de validez de 20 años que tiene el boletín eléctrico.

Dar de alta la luz con Endesa en una vivienda que lleva menos de 3 años inactiva cuesta entre 77 y 190 euros, según la potencia contratada, más el coste del boletín eléctrico, cuyo precio está regulado y oscila entre 60 y 300 euros.

¿Cuándo no es aconsejable rescindir el contrato de la luz con Endesa?

No siempre la solución cuando se abandona un inmueble de manera parcial o temporal es dar de baja la luz. Al menos en los dos siguientes escenarios:

 Alquiler de la vivienda: cuando el propietario cede en alquiler su vivienda a un nuevo inquilino no es necesario cancelar el suministro eléctrico. Basta con realizar un cambio de titularidad para que el nuevo inquilino pase a ser el único responsable del contrato de la luz.

 Segundas residencias: en este tipo de viviendas la desocupación va a ser más corta y no merece la pena dar de baja la luz, especialmente por el coste que supondría una reactivación. Lo más recomendable es reducir la potencia eléctrica contratada y únicamente pagar el término de potencia más impuestos.

La bajada de potencia eléctrica tiene un coste de 9,04 € + IVA en concepto de derechos de enganche y sólo puede modificarse la potencia una vez al año.

Con la instauración de la nueva ley de potencia por tramos en 2018, los usuarios pueden modificar la potencia en tramos de 0,1 kW siempre que no superen los 15 kW.

En caso de impago, ¿es posible dar de baja la luz con Endesa?

La respuesta es clara: no. El impago de las facturas es uno de los requisitos indispensables para que Endesa, y cualquier otra comercializadora, no permita cancelar el contrato de la luz. Es más, la propia Endesa podría anular el suministro eléctrico por impago prolongado.

Tras dos facturas de luz pendientes de pago, Endesa notificará al cliente mediante correo postal la necesidad urgente de realizar el pago correspondiente. Si el impago persiste, Endesa dará la orden a la distribuidora para que corte el suministro de luz.

En caso de que el cliente quiera volver a tener suministro tendrá que abonar el valor total de las facturas pendientes y pagar los costes de reconexión (21,35 € con IVA para baja tensión). Esto será posible siempre y cuando se renueve la conexión en un tiempo no superior a dos meses desde el corte de la luz. Si el tiempo del impago es mucho mayor el usuario deberá pagar de nuevo el total de los costes de alta de luz.

Otro motivo por el cual no se puede solicitar la baja de luz es la modificación del contrato. El cliente no podrá anular su contrato eléctrico con Endesa si está inmerso en un proceso de cambio de algún elemento de su contrato, tal como un cambio de potencia, un cambio del número de cuenta, etc. Deberá, pues, esperar a que deje de estar en curso cualquier tipo de modificación.

Actualizado el
 
91 076 66 35
Te Llamamos