Hipoteca joven: qué es, condiciones y ventajas

Hipoteca joven
Hipoteca joven

Aunque puede resultar lejana la compra de una vivienda recién cumplidos los 30 años, la opción de pedir una hipoteca e independizarse en esa casa puede resultar más económico que un alquiler. Si todavía tienes dudas sobre qué bancos ofrecen una hipoteca joven y los requisitos, sigue leyendo.


¿Qué es una hipoteca joven?

Una hipoteca joven, como es evidente, es un préstamo hipotecario que las entidades bancarias ponen a disposición de los jóvenes menores de 35 años que quieran comprarse una casa. Aunque está edad puede cambiar dependiendo del banco.

Bancos que ofrecen una hipoteca joven

Es cierto que la oferta de las entidades bancarias de hipotecas jóvenes es bastante escasa. Pocos son los bancos que apuestan por este tipo de producto. Aun así, es posible que os preguntéis, dentro de los tipos de hipotecas disponibles, si suele ser hipoteca fija, una hipoteca variable o una hipoteca mixta. La selección de estas hipotecas son de tipo variable y las opciones son:

 

Hipoteca joven Kutxabank

  • Hasta los 35 años
  • TAE variable con bonificaciones: 1,78% y sin bonificaciones: 1,59%
  • TIN con bonificaciones: euríbor + 0,89% y sin bonificaciones: euríbor + 1,89%
  • Cuota mensual después de los dos primeros años: 596,39€
  • Plazo máximo de 30 años
  • 0% de comisión de apertura
  • Requisitos para la bonificación: domiciliación de la nómina, contratación de plan de pensiones Kutxabank y seguro de hogar.
 

Hipoteca joven Cajasur

  • Hasta los 35 años
  • TAE variable con bonificaciones: 1,75% y sin bonificaciones: 1,58%
  • TIN con bonificaciones: euríbor + 0,89% y sin bonificaciones: euríbor + 1,89%
  • Cuota mensual después de los dos primeros años: 596,39€
  • Plazo máximo de 30 años
  • Requisitos para la bonificación: domiciliación de la nómina, consumo con tarjeta Cajasur, contratación de plan de pensiones Cajasur y seguro de hogar.
 

Hipoteca joven Unicaja

  • Hasta los 35 años
  • Tipo de interés bonificado si se cumplen requisitos
  • Hasta 80% de financiación
  • Plazo máximo de 20 años
  • Requisitos para la bonificación: contratación de productos financieros.

Acceso a hipotecas convencionales Resulta imprescindible conocer que los jóvenes también pueden acceder a las hipotecas comunes. Es cierto que estas hipotecas no tendrán unas condiciones especialmente enfocadas a ellos pero son una opción de contratación a considerar.

Condiciones para pedir una hipoteca joven

Lo principal que debemos tener en cuenta es que las hipotecas para jóvenes tienen unas características similares al resto de hipotecas y como es habitual, todas las entidades solicitan que se cumplan una serie de requisitos. Son los siguientes:

  • La edad máxima sea menor de 35 años: generalmente para este tipo de hipotecas los titulares tienen que tener menos de 35 años aunque el límite lo fija cada banco.
  • Trabajo estable: a pesar de la edad, los bancos exigen que para solicitar la hipoteca se disponga de un empleo estable y con buenos ingresos para poder hacer frente al préstamo.
  • Poseer ahorros: la compra de un inmueble hace obligado contar con ahorros, no solo porque la entidad solo financiará el 80%, también por todos los gastos de la hipoteca a los que habrá que enfrentarse.
  • Sin deudas: al igual que con cualquier otro crédito hipotecario, es recomendable no tener deudas o que estas sean mínimas.

Sin ahorros suficientes para la hipoteca joven Es lógico que con esa edad, los ahorros que se tengan sean escasos, ya que el período trabajado no ha sido largo y de haberlo tenido, los sueldos habrán sido bajos. Los bancos conocen esta realidad y muchos aceptan dar una hipoteca al 100% de la financiación, aunque no es lo más corriente.

Pros y contras de la hipoteca joven

Las hipotecas jóvenes teniendo unas características diferentes a las hipotecas comunes, poseen bastantes ventajas que son interesantes conocer así como algunas desventajas:

  • Mejores intereses: las entidades fijarán unos tipos de interés más bajos que para el resto de créditos hipotecarios. Sin embargo, estos no durarán una vez cumplida la edad máxima (35 años).
  • Mayor financiación: si no tienes suficientes ahorros, algunos bancos pueden aceptar financiar más del 80%.
  • Amplio plazo para devolverlo: en este apartado la edad es una ventaja. La cantidad de tiempo que quedan para llegar a los 70 años hace que las entidades bancarias ofrezcan hipotecas a 35 o 40 años.
  • Más flexibilidad: si pedimos la hipoteca cuando todavía somos muy jóvenes, menos de 30 años, es posible que tengamos la posibilidad de optar a una carencia inicial, pagar unas cuotas muy reducidas, u otro tipo de alternativa para abonar menos dinero durante la etapa inicial.
  • Ayudas institucionales: desde el Gobierno de España con su plan cuatrienal de ayudas a la vivienda, que finaliza en 2021, hasta los planes propios de las comunidades autónomas para ayudar a los jóvenes mediante ventajas fiscales y descuentos en algunos impuestos.
  • Comisiones: este punto puede suponer una ventaja o una desventaja dependiendo de la entidad bancaria y de cómo gestionen sus comisiones. Saldrás beneficiado si el banco no impone comisiones de apertura, por la amortización anticipada de la hipoteca, por la subrogación de la hipoteca o por una novación de la hipoteca.
  • Condiciones: una de las principales desventajas son las considerables condiciones que imponen los bancos para acceder a la hipoteca. Es probable que con los tipos de interés en negativo sea más conveniente contratar una hipoteca destinada a gente de mayor edad.
  • Garantías: seguramente te pidan unas garantías adicionales de que vas a poder hacer frente a los pagos como un avalista con más recursos económicos que en caso de que no puedas pagar, se hagan cargo de las cuotas. Lo más común es que sean los padres del firmante.

Preguntas frecuentes sobre la hipoteca joven

¿Si no tengo ahorros puedo pedir una hipoteca joven?

Es posible pedir una hipoteca joven sin contar con ahorros previos aunque no es lo recomendable. Seguramente los bancos ofrezcan una financiación del 80% dejando que el cliente se haga cargo del 20%. Sin embargo, algunas entidades aceptarán otorgar una hipoteca al 100%, pero no es lo más común.

¿Cuáles son los requisitos principales para pedir una hipoteca joven?

En lo que principalmente se fijarán las entidades bancarias para conceder un préstamo hipotecario a los jóvenes será en la edad y en un trabajo estable así como en tener ahorros.

¿Mi única opción es pedir una hipoteca joven?

No. Si cumples con los requisitos podrás pedir una hipoteca joven que te dará mayores beneficios, si no quieres o no encuentras una oferta que te convenza, puedes solicitar cualquier tipo de hipoteca ya sea fija, variable o mixta.

¿Si tengo más de 35 años puedo acceder a una hipoteca joven?

Dependerá de la edad mínima y máxima que tenga establecida la entidad bancaria para su hipoteca joven. No obstante, lo más común es que con más de 35 años no se pueda solicitar una hipoteca para jóvenes.

Actualizado el