¿Qué factores influyen en el precio de un seguro médico?

Hablar del precio de un seguro médico es hablar de una serie de factores que determinan que la prima sea más o menos elevada. A continuación te los detallamos y te ofrecemos una serie de consejos para ahorrar con tu póliza médica.


Comparar seguros de salud

Variación en el precio de un seguro de salud

El precio de un seguro de salud varía sustancialmente en función de la compañía, de la póliza que escojas, de las coberturas que incluyas, de las campañas promocionales, descuentos y de otras bonificaciones puntuales.

Teniendo en cuenta estos y otros factores, los cuales detallaremos a continuación, el coste de una póliza médica puede ser un 50% más cara o un 50% más barata que otra.

Es probable que también suba el precio de la póliza año a año. En la mayoría de ocasiones, esto se debe al aumento de los costes médicos, de los nuevos medios de diagnóstico y, por supuesto, el cambio de edad del asegurado.

Factores que condicionan el precio de un seguro médico

Son varias las aseguradoras que ofrecen un precio de sus pólizas de salud desde X euros/mes. Este importe tiene que ser un punto de partida, algo orientativo a partir del cual calcular el presupuesto según las necesidades y esta serie de factores:

Edad

La edad puede que sea el factor que más influye en la prima de un seguro médico.

Así, se sobreentiende que una persona joven, que no ha pasado la treintena ni ninguna enfermedad grave, usará menos las coberturas y acudirá menos a consulta que un anciano/a de 70 años con dolencias frecuentes en esta edad: reuma, problemas cardiovasculares o de visión, etc. Es por ello que los primeros pagarán menos que los segundos.

No obstante, esta norma de la edad no se aplica en todos los casos. La prima de un seguro de salud en la que estén incluidos bebés o niños menores de 2 años suele ser más elevada que otra con jóvenes de 15-20 años. ¿La razón? Estos pequeños necesitan atención médica más frecuentemente.

Estado de salud

Relacionada con la anterior. A pesar de tu edad, si tu estado de salud no es bueno, el precio de la prima del seguro de salud va a subir sustancialmente.

Para cerciorarse y comprobarlo, las aseguradoras te piden que antes de firmar la póliza rellenes un cuestionario médico en el que se recoge:

  • Si padeces o has padecido enfermedades consideradas de riesgo
  • Si estás recibiendo medicación o algún tratamiento (de fisioterapia, rehabilitación o psicológico)
  • Si te has operado recientemente, de qué y por qué

Además del cuestionario, otras aseguradoras te piden que te realices un chequeo médico. Si hay alguna diferencia significativa entre lo rellenado en el test y esta prueba, la compañía está en su derecho de negarte la póliza.

Relacionado con ello, estas comprobaciones explican también por qué los seguros de salud tienen carencia, es decir, por qué las compañías fijan un tiempo entre que se hacen efectivas las coberturas y se firma la póliza.

Tipo y número de coberturas

No todos necesitamos ni requerimos los mismos servicios médicos, de ahí la amplia cartera de pólizas y coberturas disponibles.

En el mercado se pueden encontrar seguros de salud básicos, con garantías más limitadas, y seguros de salud completos que ofrecen una protección sanitaria total. Lógicamente, el precio de los primeros es menos elevado que el de los segundos.

Así, cuantas menos garantías menos pagarás por la póliza, pero es probable que la hospitalización, algunas pruebas diagnósticas complejas y el seguro dental no estén cubiertos. En este sentido, te recomendamos buscar el equilibrio entre calidad, exigencias y precio.

Modalidad del seguro de salud

Como ya hemos adelantado, un seguro de cuadro médico suele ser más barato que uno de reembolso, puesto que en este segundo caso tienes que devolver, en el peor de los casos, el 90% de los gastos generados, los cuales en un primer momento los ha asumido la aseguradora.

Dentro de esta primera modalidad, hay que prestar especial atención al copago:

 

Un seguro con copago es más barato que uno sin copago ya que los gastos derivados de los servicios médicos salen de tu bolsillo. Es el más indicado para reducir gastos si crees que vas a usar poco las coberturas de la póliza.

 

Entre los seguros de copago, también hay que atender a si el copago es alto, medio o bajo y qué precio se aplica a qué garantía.

Número de asegurados

Por norma, cuántas más personas figuren en la póliza mayor será su precio. No obstante, de nuevo, esta norma no se sigue en el 100% de los casos, dado que:

  • Varias aseguradoras ofrecen pólizas médicas a precios reducidos por familia
  • Algunas aseguradoras ofrecen descuentos si contratas una póliza médica con X número de asegurados
Seguro médico familiar

Si eres autónomo o empresa, has de saber que un seguro colectivo para todos los empleados es más económico cuantos más asegurados se incluyen. Además tanto tú como el trabajador os lo podéis desgravar.

Desgravar seguro de salud

Otros factores

Además de los factores mencionados, estos también juegan un papel más o menos sustancial en el precio de la prima:

  • Lugar de residencia: esto se debe a que en algunas comunidades autónomas el coste de los servicios médicos es superior al de otras
  • IPC Sanitario: el cual determina, entre otros factores, que el coste del seguro varíe de un año para otro. En todo caso, la aseguradora tiene que informar con al menos dos meses de antelación de cualquier modificación, de acuerdo a la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro

¿Cómo ahorrar al contratar un seguro de salud?

Además de comparar compañías y pólizas para ver cuál te ofrece el mejor precio en función de tus condiciones, son otras las formas con las que pueden ahorrarte un dinero en tu seguro de salud:

 ¿Con o sin copago o con reembolso?

Si acudes al médico con poca frecuencia, los seguros de salud con copago o sin reembolso son la mejor opción para ahorrar. De lo contrario, baraja hacerte con uno con copago.

 Ten en cuenta la cancelación

Si quieres cambiarte de compañía o directamente cancelar tu seguro de salud, ten en cuenta que tienes que avisar a la aseguradora con al menos un mes de antelación a la fecha de renovación. De lo contrario, te la renovará automáticamente y tendrás que hacer frente al importe, independientemente de que hagas uso o no de las coberturas.

 Compara las carencias

Comprueba qué períodos de carencia se aplican.

 Cuidado con las exclusiones

Antes de contratar un seguro, comprueba bien todas las características de la cobertura, prestando especial atención a los límites y a los servicios que incluyen y excluyen.

 Atención a los descuentos

Contrata el seguro en los periodos que estén vigentes las promociones y los descuentos. Mira además si la compañía ofrece algún tipo de bonificación por tener otro seguro con ella.

 Seguro familiar

Si sois varios miembros en la familia, hazte con un seguro familiar en vez de contratar uno individual para cada persona. Normalmente, esta primera opción es mucho más barata.

Preguntas frecuentes sobre el precio de un seguro médico

¿Tiene que informar la aseguradora si cambia el precio de un seguro médico?

Sí, la aseguradora tiene que avisar con al menos dos meses de antelación si cambia el precio de la póliza médica. De no hacerlo, puedes cancelarla cuando quieras, sin necesidad de preavisar al menos un mes antes de la fecha de renovación.

¿Me pueden subir el precio de un seguro de salud al renovarlo si he padecido una enfermedad durante ese tiempo?

Depende de la aseguradora. Algunas afirman que el precio de la prima se mantiene independiente de que hayas sufrido una enfermedad durante el tiempo que estaba en vigor, mientras que otras sí que lo aumentan.

¿Influye el lugar de residencia en el precio de un seguro de salud?

, dado que el coste de las prestaciones médicas no es igual en todas las comunidades autónomas.

Actualizado el
 
Comparar
Comparar