Un asesor energético le atenderá en el

91 076 66 37 Llamada gratuita
Menu

Información sobre fibra, ADSL, móvil y televisión

 

Fibra óptica

La fibra óptica es un tipo de conexión de banda ancha que permite enviar datos a distancia a una velocidad superior a la del cable tradicional.

Cada vez hay disponibles más ofertas de fibra óptica y actualmente es el método de conexión a Internet más comercializado por los distintos operadores de telecomunicaciones.

Las ventajas de la fibra óptica respecto al ADSL son numerosas, aunque también existen algunos inconvenientes:

  • La velocidad de la fibra óptica es muy superior: alcanza hasta 1Gbps frente a los 20Mb del ADSL. Además, esta conexión garantiza una velocidad similar a la contratada.
  • El precio de la fibra es cada vez más bajo: muchas tarifas de ADSL cuestan lo mismo que otras de fibra óptica de velocidad superior.
  • La estabilidad en la conexión es superior debido a la composición del cable de fibra óptica frente al cable coaxial.

La instalación y el router de fibra óptica son generalmente gratuitos a cambio de asumir un compromiso de permanencia en la compañía con la que se contrate la tarifa.

  • La cobertura de fibra óptica es uno de los principales inconvenientes de este tipo de conexión.

Aunque está cada vez más extendida, no siempre es posible contratar fibra óptica en todos los hogares. En función de la localización del lugar en el que se quiera instalar Internet, en ocasiones será necesario optar por el ADSL o incluso por una conexión de Internet por satélite.

ADSL

El ADSL es un tipo de conexión a Internet que utiliza la red telefónica para la transmisión de datos y tiene una amplia trayectoria en el sector de las telecomunicaciones en España.

La cobertura del ADSL es su principal punto fuerte: cubre más del 90% del territorio español y llega a hogares donde la fibra óptica no está disponible.

Por el contrario, la velocidad del ADSL es uno de los aspectos negativos. Dependerá del tipo concreto conexión de ADSL, pero el usuario nunca recibe la velocidad contratada:

  • ADSL: alcanza hasta 20Mb de velocidad de descarga.
  • El VDSL es la evoloución del ADSL en una línea con alta tasa de frecuencia que permite velocidades de descarga de hasta 30Mb.

Comprobar la cobertura de fibra óptica del domicilio en el que se quiera contratar Internet es el primer paso antes de decantarse entre ADSL o fibra.

Una vez realizado este paso, lo ideal es acudir a un comparador de ofertas de Internet en el que se puedan contrastar las tarifas de los diferentes operadores y, finalmente, proceder a la contratación.

Tarifas de móvil

La telefonía móvil permite realizar llamadas desde cualquier y también navegar por Internet si se dispone de un smartphone.

Existen dos factores en los que fijarse a la hora de contratar una línea móvil en cualquiera de las múltiples compañías telefónicas que operan en España:

  • Llamadas: hay tarifas con llamadas ilimitadas, otras con una determinada cantidad de minutos para hablar y otras con llamadas a 0 céntimos/minuto en las que solo hay que pagar el establecimiento de llamada.
  • Datos móviles: la cantidad de megas de Internet en el móvil depende del uso que cada persona hace de su smartphone. Las tarifas móviles pueden ir desde los 500MB hasta los 20GB o más.

La cobertura móvil depende de la cantidad de antenas que haya en una zona y suele ser mayor en las localidades de mayor población. No obstante, esto dependerá de la compañía móvil con la que se tenga contratada la tarifa.

En este aspecto, existen dos tipos de compañías telefónicas en España:

  • Operadores Móviles con Red (OMR): disponen de redes telefónicas propias.
  • Operadores Móviles Virtuales (OMV): deben utilizar las redes de otras compañías ya que no disponen de propias.

Televisión de pago

Pese a que España no es un país con tradición en pagar por los contenidos televisivos, cada vez más los usuarios que se suscriben a plataformas de televisión de pago.

Muchas compañías permiten contratar tarifas de Internet y televisión en las que incluyen diferentes paquetes de canales y cuentan con algunos servicios en común:

  • Modo multidispositivo para ver la televisión desde móviles, tablets y ordenadores.
  • Contenidos a la carta: se pueden ver los programas después de su emisión y no solo en 'directo'.
  • Opción de contratar paquetes de canales: en este aspecto destaca la posibilidad de ver el fútbol por televisión, cada vez menos presentes en la parrilla televisiva en abierto.

Por otro lado, están las plataformas de streaming como Netflix o HBO en las que no hay una programación como en la televisión tradicional.

En estos casos, es el usuario el que elige cuándo quiere ver cualquiera de los contenidos que ofrece la plataforma que se tenga contratada.