¿Qué ha pasado con las cajas de ahorros?

Cajas de ahorros operativas

Cajas de ahorros extinguidas

Las cajas de ahorros han tenido un peso sustancial en el mercado financiero español, pero con el paso de los años su valor se ha ido reduciendo hasta desaparecer. Actualmente sólo Caixa Ontinyent y Caixa Pollença permanecen activas. ¿Cuáles son las causas que explican esta desaparición?



Origen y evolución de las cajas de ahorros

Las cajas de ahorros tienen una naturaleza social. Regidas por las Ley de Sociedades Limitadas, están conformadas por Consejos de Administración, por representantes locales y gubernamentales. De acuerdo a los expertos, dicha politización es una de las causas de su desaparición, aunque no la única.

Sus orígenes son privados, pero se enmarcan dentro de las entidades sin ánimo de lucro.

Hicieron su inclusión en España hace más de 180 años, concretamente en 1834 cuando se fundó Caja de Ahorros de Jerez.

Desde sus puestas en marcha, su objetivo ha sido contribuir al bienestar financiero y de la sociedad, facilitando los créditos a un buen número de población.

Durante estos dos siglos de historia, las cajas de ahorros evolucionaron con paso firme en el mercado financiero, ocupando hasta el 50%. Este sistema no solo vivía de los depósitos bancarios, sino también de las obras sociales que, aunque mínimamente, aún siguen realizando las entidades supervivientes.

  • Datos relevantes de las cajas de ahorros en España
  • En 2005 se registraron 350 cajas de ahorros en España
  • Las obras sociales de las cajas gestionaron hasta 100 millones de euros
  • Gran cantidad de iniciativas sociales y culturales, como la inclusión de enfermos o personas dependientes, tienen su origen en las obras sociales de las cajas de ahorros

La llegada de la crisis económica provocó la debacle de las cajas de ahorros españolas. En 2007, 45 eran las que todavía estaban activas. Ahora, solo dos permanecen en pie: Caixa Ontinyent en Valencia y Caixa Pollença en Mallorca.

¿Por qué se han extinguido las cajas de ahorros?

La muerte de las cajas de ahorros fue consecuencia fundamental de la crisis económica iniciada en 2007.

Esta recesión obligó a que se rescatasen varias entidades bancarias. Las cajas de ahorros tuvieron que fusionarse para reestructurar el sector y hacer frente a la nueva coyuntura financiera.

Otras causas de la desaparición de las cajas de ahorros

Además de por este estado de alerta, su desaparición también se debió a:

  • Aprobación de la Ley 26/2013: Fue el detonante de la extinción. El texto legal contempla limitaciones en su radio de actuación (sólo podían operar en su propia comunidad autónoma) y en la cantidad de dinero que recibían (una cifra inferior a 10.000 millones de euros).
  • Las cajas empezaron a comportarse como bancos: Desde finales de los años 70, actuaban como competidores de las entidades financieras, cuando su fundamento era otro.
  • Decisiones marcadas por criterios políticos, no financieros: En 2009, uno de cada tres gestores de cajas de ahorros eran políticos.
  • Estallido de la burbuja inmobiliaria y la estafa de las preferentes.

En el 2008 se destinaron más de 2.000 millones de euros a las obras sociales mientras que en 2015, saliendo de la crisis, la cifra no alcanzaba los 625 millones de euros.

¿Qué cajas de ahorros han sobrevivido?

Caixa Ontinyent y Caixa Pollença son las dos únicas cajas de ahorro que han logrado sobrevivir a esta extinción. A pesar de no contar con un tamaño excesivo, según sus presidentes, ha sido la prudencia lo que les ha permitido seguir adelante.

  • Cajas de ahorros supervivientes en España
  • Caixa Ontinyent: Con sede en Onteniente (Valencia), da fundamentalmente servicio a toda la comarca central valenciana. Actualmente cuenta aproximadamente con 1.200 millones de euros en activos. Su apuesta decidida por la obra social beneficia a más de 250.000 personas.
  • Caixa Pollença:Con sede en Pollensa (Islas Baleares), la actividad de esta caja de ahorros se centra en promover el desarrollo social y cultural de las islas mediante actividades orientadas a la inclusión de personas desfavorecidas, en riesgo de exclusión social, discapacitados o de la tercera edad. Sus activos se estimaron en casi 600 millones de euros al término de 2018.

¿Qué cajas de ahorros se han extinguido?

En 2010, se inició un proceso de reconstrucción del sector financiero y bancario español, lo que abrió la veda a la extinción o fusión de las cajas de ahorros.

El precedente tuvo lugar en 2009 cuando el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) intervino en 2009 Caja Castilla-La Mancha (CCM) y vendió la red de oficinas a CajAstur.

EL FROB nació con el objetivo de gestionar la reestructuración de las cajas de ahorros que no habían podido solventar sus dificultades y, de esta manera, facilitar la integración si así se requería.

Fusión de cajas de ahorros por el FROB y el SIP
Entidad bancaria Cajas fusionadas Fecha
Banca Cívica Cajanavarra (can), Cajasol, CajaCanarias y Caja de Burgos 9 de junio de 2010
NovaCaixaGalicia Caixa de Aforros de Galicia, Vigo, Ourense e Pontevedra 29 de noviembre de 2010
Banco Financiero y de Ahorros ( actual BFN) Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caja de Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Cajarioja 3 de diciembre de 2010
Banco Mare Nostrum (disuelto en 2018, comprado por Bankia) Cajamurcia, Caixa Penedès, Caja Granada y Sa Nostra 22 de diciembre de 2010
Caja3 (disuelta en 2014, ahora denominada Ibercaja) Caja Inmaculada (CAI), Cajacírculo y Caja de Badajoz 22 de diciembre de 2010
Liberbank cajAstur+Caja Castilla La Mancha (CCM), Caja de Extremadura y Caja Cantabria 23 de mayo de 2011
Kutxabank BBK+CajaSur, Kutxa y Caja Vital 22 de diciembre de 2011

SIP- siglas de Sistema Institucional de Protección- fue un procedimiento legal basado en la agrupación de varias entidades de crédito (cajas de ahorro). Fue empleado como un mecanismo de protección. Por medio de holdings, las cajas les cedían cierto poder económico y político a los bancos a cambio de que pudieran operar con cierta independencia.

Adquisición de cajas de ahorros por bancos
Caja adquirida Banco que adquiere Fecha
Caja de Jaén Unicaja 11 de mayo de 2010
Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa CatalunyaCaixa 9 de julio de 2010
Caixa Girona La Caixa 3 de noviembre de 2010
Caja Mediterráneo Banco CAM (vendido a Banco Sabadell) 1 de junio de 2012
Caja España-Duero Unicaja 28 de marzo de 2014

Diferencias entre el banco y las cajas de ahorros

A priori, las cajas de ahorros y los bancos parecen ejercer las mismas funciones, pero en un análisis pormenorizado sí que se aprecian algunas diferencias:

  1. Cuestiones legislativas: Los bancos son sociedades anónimas, propiedad de un conjunto de accionistas. Por el contrario, las cajas de ahorros son sociedad limitadas, gestionadas por un Consejo de Administración formado por representantes locales y autonómicos.
  2. Beneficios: Los bancos tienen como fin ganar dinero, mientras que las cajas de ahorros buscan facilitar créditos a las empresas y promover el bienestar social y económico de las familias; son entidades sin ánimo de lucro.
  3. Finalidad: Las cajas de ahorro dedican el 50% de sus beneficios a las reservas y el resto a obras sociales.
  4. Gestión: Las cajas de ahorros están reguladas por las comunidades autónomas. La gestión de los bancos es absolutamente privada.
  5. Cotización: Al contrario de los bancos, al no tener propietarios, las cajas de ahorros no pueden cotizar en bolsa

Transformación de las obras sociales tras desaparecer las cajas de ahorros

La desaparición de las cajas de ahorros hizo que buena parte de la población se preguntara qué iba a suceder con las obras sociales.

Una forma innovadora para hacer frente a la disolución es la de Triodos Bank, un banco que financia proyectos dirigidos a la conservación medioambiental, así como iniciativas sociales y culturales.

Por supuesto, las principales entidades españolas han aportado también su grano de arena a partir de:

  • Obra Social La Caixa: la organización nacional que más fondos destina a los proyectos sociales
  • Fundación BBVA: fomenta el estudio, la investigación y el desarrollo en las áreas de Medio Ambiente, Biomedicina y Salud, Economía y Sociedad, Ciencias Básicas y Tecnología, y Cultura, especialmente.
  • Fundación Banco Santander: tiene una clara vocación cultural, científica y humanística.