IGA: ¿Qué es y para qué sirve el interruptor general automático?

El Interruptor General Automático es un elemento que protege las instalaciones eléctricas de posibles sobrecargas o cortocircuitos. Interrumpe el suministro eléctrico cuando detecta un exceso de potencia que pueda poner en riesgo a los ocupantes de una vivienda. Descubre dónde localizarlo y cuánto vale un IGA.


¿Qué es el IGA?

El IGA hace referencia al Interruptor General Automático, cuyas funciones son proteger la vivienda y la instalación eléctrica de posibles sobrecargas o cortocircuitos. El IGA es, por tanto, un elemento fundamental para la seguridad de cualquier inmueble.

El IGA corta inmediatamente el suministro eléctrico si detecta un exceso de potencia que pueda poner en riesgo la instalación. No obstante, hay otros supuestos cotidianos en los que resulta recomendable apagar este interruptor:

  • Cuando se va a cambiar una bombilla, reparar un enchufe o, en definitiva, reparar cualquier elemento de la instalación eléctrica. De esta forma, al interrumpir el suministro, se evitan posibles accidentes.
  • Si se va a producir una ausencia prolongada en la vivienda. Si sus ocupantes se van varios días de vacaciones pueden bajar el IGA para evitar el consumo de electricidad de cualquiera de sus aparatos.

No hay que confundir el IGA con el ICP, ya que aunque ambos cortan la luz en caso de producirse un exceso de potencia, su funcionamiento es ligeramente distinto:

 El IGA es un elemento de seguridad que corta la luz si se excede la potencia que puede soportar la instalación eléctrica.

 El ICP interrumpe el suministro si detecta que el cliente está consumiendo más potencia de la que tiene contratada con su compañía. Si no, se podrían dar casos en los que un cliente consumiera una potencia por la que no está pagando.

Tampoco hay que confundir el IGA con los PIAs (Pequeños Interruptores Automáticos), ya que estos últimos controlan individualmente cada parte de la instalación. Algunos controlan los circuitos de la cocina, otros los del termo eléctrico, el aire acondicionado, etc. Son útiles para dejar sin electricidad a una parte concreta del inmueble en el caso de estar realizando obras o tareas de mantenimiento.

¿Dónde localizar el interruptor general automático?

Tener o no un IGA o interruptor general automático depende de la antigüedad del cuadro eléctrico del inmueble. La normativa eléctrica se ha ido adaptando a los nuevos tiempos y exige que los cuadros de luz actuales cuenten con elementos que antes no eran obligatorios, como el IGA, el ID (interruptor diferencial) o el ICP.

En los cuadros eléctricos actuales, el IGA se localiza junto al Interruptor de Control de Potencia. Este último suele estar apartado del resto de interruptores y, en ocasiones, está directamente integrado en los contadores digitales, por lo que es posible que tampoco esté presente en los cuadros de luz más modernos.

Su apariencia también varía en función de su antigüedad:

  • Los interruptores instalados a partir de 2002 están agrupados en, como mínimo, tres bloques.
  • Los instalados anteriormente no están estandarizados, por lo que su apariencia es muy variada.

¿Cómo recuperar la electricidad si salta el IGA?

Si el IGA detecta un exceso de potencia o subida de tensión, saltará dejando la vivienda o local sin luz. Si esta situación se produce, conviene saber qué hacer para recuperar la electricidad.

Por regla general, estos cortes de luz se solucionan subiendo las palancas que han saltado. Es decir, si el IGA ha saltado, subiendo el interruptor el inmueble o vivienda debería volver a tener luz.

No obstante, es posible que el corte de luz haya afectado también a otras viviendas de la zona y se debe a un problema de la distribuidora. En ese caso, no queda otra que esperar a que esta restablezca el suministro.

Con todo, si es un problema que se repite con frecuencia, hay que barajar otras posibles soluciones:

 Optar por aparatos de alta eficiencia y evitar enchufar demasiados aparatos electrónicos a la vez para que disminuya la tensión sobre el IGA.

 Subir la potencia eléctrica que puede soportar la instalación eléctrica modificando la acometida de la luz, con el gasto que eso conlleva.

IGA precios: ¿qué IGA poner en cada caso?

Lo cierto es que el IGA es, en la actualidad, un elemento que ha de estar presente obligatoriamente en los nuevos cuadros eléctricos. Viene colocado por defecto pero, en caso de tener que sustituirse, el consumidor se encontrará con una gran variedad de precios y modelos.

No resulta sencillo fijar un precio aproximado para el IGA, ya que depende de varios factores:

  • La marca.
  • Su amperaje.
  • Si es un interruptor combinado: En ocasiones el IGA integra también el limitador de sobretensiones.

Al precio de la pieza habrá que sumar el precio de la mano de obra si se contrata a un profesional para colocarla. Lo más recomendable es contar con un experto para que los cambios en la instalación sean seguros.

A continuación, se muestra una tabla comparativa del precio de varios IGA junto con sus características:

Precio de los IGA
Marca Amperaje Interruptor combinado Precio
Leroy Merlin 16A No 4.59 €
Schneider Domae 25A No 5.45 €
Revalco 32A No 4.72 €
TEST M-25 25A 47.57 €
Maxge 25A 22.95 €
Revalco 25A 40.35 €
Hager 25A 80.88 €

Además, a la hora de comprar esta pieza, hay que tener en cuenta que el amperaje debe ser de 25 amperios para una instalación doméstica normal. También es importante conocer si el IGA ha de ser monofásico o trifásico, ya que estos últimos suelen ser más caros.

A la hora de adquirir un IGA, es importante no confundirlo con el PCS (Protector Contra Sobretensiones). Este último es también un elemento obligatorio en la instalación y en ocasiones, este aparato se comercializa integrado con el IGA.

El PCS sirve como escudo frente a sobretensiones de cualquier naturaleza, sea cual sea el motivo que las provoque. Su función es proteger los aparatos eléctricos en caso de que se produzca un pico de tensión desviando la corriente a la toma de tierra.

¿En qué se diferencia un IGA monofásico de uno trifásico?

La instalación eléctrica de una vivienda puede ser monofásica o trifásica, y en función de ello el interruptor general automático tendrá una apariencia u otra.

  • Los IGA de las instalaciones monofásicas son dispositivos dobles, con dos palancas.
  • Los IGA de las instalaciones trifásicas están compuestos por tres o más palancas.

 Instalaciones monofásicas:

Son las más comunes en las viviendas. Utilizan una única fase y corriente alterna y sus tensiones se mueven entre los 220 y los 230 voltios.

 Instalaciones trifásicas:

Las instalaciones trifásicas se suelen encontrar en edificios de oficinas o superficies comerciales. Están formadas por tres fases y tres corrientes alternas diferentes que dividen la potencia de la instalación en tres.

Actualizado el
 
 
91 076 66 35
Te Llamamos