¿Qué es la póliza de seguro y cuáles son sus propiedades?

Usted está aquí

 
call-tarifasgasluz
Poliza de seguros

La contratación de seguros se ha convertido en una parte esencial en la vida de cualquier persona. Para que queden debidamente formalizados es necesaria la póliza de seguros, el documento expedido tras la firma de un contrato entre el titular del seguro y la compañía asegurada.


¿Qué se entiende por póliza de seguro?

Todos los seguros existentes en el mercado quedan debidamente cumplimentados con la póliza de seguro, que se define como el escrito que da validez legal al contrato firmado entre el asegurado y la aseguradora, tal y como se estipula en el artículo 5 de la Ley de Contrato de Seguro (L.C.S).

En dicha póliza quedan recogidos los términos legales y riesgos de la compañía aseguradora sobre el titular del contrato:

  • Obligaciones de la empresa aseguradora en el caso de haber un daño
  • Definición de los riesgos que están asegurados y no
  • Forma de liquidación de las indemnizaciones y abono de las primas

La póliza tiene un carácter justificadorEste contrato mercantil siempre tiene un carácter proteccionista dado el origen de la palabra. Proviene del término italiano polizza, en español protección, y del latín securus (fácil). La conjugación de ambas deriva en protección segura.

Elementos de una póliza de seguro

Las garantías de seguridad que ofrecen este tipo de documentos legales hacen que entren en juego varios actores fundamentales en el proceso de constitución de los mismos

  • La compañía aseguradora: la entidad con la que se contrata el tipo de seguro que se desee.
  • Titular del seguro: es la persona encargada de firmar el contrato con la aseguradora y suscribir lo estipulado en la póliza del seguro.
  • Beneficiario: a título legal, es la persona que recibirá la suma de dinero si se efectúa una indemnización.
  • Prima de seguro: precio que el asegurado abona la aseguradora a cambio de estos derechos de protección.
Contenido mínimo de una póliza de seguros
1- Nombre completo y domicilio de las personas jurídicas que intervienen en la póliza de seguro
2- El concepto del seguro, debidamente detallado
3- Objeto del seguro, tanto si corresponde a una persona física (vida, accidentes) como a un bien (coche, moto, inmueble)
4- Designación del tipo de riesgo asegurados en la póliza. Todos los que no queden recogidos en la póliza no podrán ser compensados con una indemnización futura
5- Prima a abonar por el asegurado
6- Fecha de entrada en vigor y de vencimiento del seguro
7- La suma asegurada en forma de indemnización por riesgo

A pesar de que algunas estén bien explicadas y vienen acompañadas de la definición de términos complejos, algunas pólizas de seguro son difíciles de comprender dada la redacción y el vocabulario escogido. El titular del seguro debe prestar especial atención a cada párrafo de la misma y, muy especialmente, a la letra pequeña.

Tipos de póliza de seguro

Las aseguradoras ofrecen diferentes tipos de póliza para cada tipo de seguro dependiendo de las intenciones a la hora de asegurar.

Al igual que en muchos otros contratos mercantiles, las pólizas de seguro responden a un objeto específico que el asegurado desee proteger en función de sus intereses personales, familiares o de otra índole.

De esta forma, muchas son las personas que se decantan por un cambio de póliza de seguro dependiendo de las metas que persigan o piden asesoramiento a una correduría de seguros.

Tipos de seguros y pólizas asociadas
Tipo de seguro Pólizas
Seguro de coche (obligatorio) Póliza a terceros o seguro básico
Póliza a terceros ampliada, con mayores coberturas en caso de accidente
Póliza a todo riesgo
Seguro de vida Póliza de vida entera
Póliza de supervivencia (el asegurado ha de vivir hasta el momento de vencimiento de la póliza)
Seguro de salud Póliza de cuadro médico
Póliza con o sin copagos
Póliza de hospitalización
Seguro de hogar Póliza multirriesgo
Póliza de daños
Póliza de amortización del préstamo
Seguro de accidententes Póliza de cobertura básica
Póliza de cobertura de accidentes de particulares
Póliza de accidentes para familia

¿Es lo mismo una póliza de seguro que un contrato de seguros?

Normalmente, la póliza de seguro y el contrato de seguros son usados como sinónimos. La base de sus definiciones está en el proceso de acreditación del seguro contratado, pero a pesar de esta raíz común sí que experimentan una serie de diferencias:

Póliza de seguros Contrato de seguros
  • Documento en el que queda fijado ese contrato
  • Contiene detalles de las condiciones generales y particulares del contrato: términos legales, derechos y obligaciones de las partes contenidas en el documento
  • En él queda estipulada la suma a pagar por el daño causado
  • Acuerdo entre el asegurado y la asegurado en la contratación del seguro
  • Se muestran sin detalles las condiciones del contrato
  • Mediante el mismo, el asegurado tiene un aval para que le pague la aseguradora en caso de daño

Las diferencias entre ambos han quedado reflejadas en la Ley 50/1980, de 8 de octubre para la contratación del seguro. En la misma se definen las características y fundamentos de ambos.

¿Cómo saber el número de póliza del seguro?

El número de póliza, definido como el DNI en el mundo de los seguros, se puede consultar en las condiciones particulares del seguro que se envían por e-mail una vez efectuado el alta.

En el mismo, la aseguradora adjunta al cliente toda la documentación de la póliza y las condiciones generales y particulares firmadas en el contrato para consultarlas en el momento en el que se desee o si, por ejemplo, quiere realizar un cambio de póliza.

De este modo, el usuario también puede consultar el número de póliza de seguro:

  • Consultando por teléfono a un agente comercial de la empresa de seguros contratada
  • En el área de clientes: es la manera más sencilla y rápida. Se gana tiempo al no tener que rastrear entre una multitud de correos electrónicos
  • En cualquier factura del banco, ya que está domiciliada

Trámites para cancelar una póliza de seguro

El cliente puede cancelar su póliza avisando con un mes de antelación a la aseguradora, ya que así lo rige la normativa vigente en la contratación de los seguros.

En ocasiones, si no existe este aviso previo y los asegurados dejan de pagar, la compañía de seguros seguirá con la renovación ya que no dispone de ningún documento que certifique estas intenciones.

De esta manera, la forma más habitual para proceder a la baja es a través de una carta de cancelación de la póliza de seguro que debe contener:

  • Nombre de la compañía de seguros y dirección completa de la sede
  • Nombre y apellidos del asegurado y dirección
  • Lugar y fecha en la que se procede a la cancelación
  • Número de la póliza contratada
  • Exposición de razones de la cancelación haciendo saber que se realiza en el plazo indicado
  • firma
  • Referencia a la ley a la que está sujeta la cancelación de la póliza: art. 22 de la Ley 50/1980 del Contrato de Seguro

Descarga de una carta modelo

Ejemplo de una póliza de seguro

Tomando como referencia un modelo de póliza de seguro a todo riesgo de daños materiales de Mapfre, este documento está compuesto por un total de 24 páginas en el que quedan perfectamente recogido:

  1. Número de la póliza de seguro y reemplazo de la póliza
  2. Vigencia del suplemento
  3. Duración
  4. Forma de pago
  5. Tomador del seguro
  6. Período del recibo inicial
  7. Importe del recibo inicial y del recibo sucesivo
  8. Clave entidad y moneda
  9. Descripción de la póliza
  10. Condiciones particulares de la póliza: objeto del contrato, definiciones, asegurado, duración del seguro, límite de indemnización, restitución del límite de la póliza, franquicias, objeto y extensión del seguro, cláusulas de las garantías opcionales incluidas, complementariedad del seguro y servicio de mediación del seguro
Más información