El recibo de la luz se encarece por tercer mes consecutivo

Factura luz julio

La factura de la luz vuelve a subir por tercera vez consecutiva. Esta vez, el ascenso en el recibo es de un 6,20% respecto a junio de 2020, lo que se traduce en un recibo eléctrico para un consumidor medio en España de 56,21 euros.


A pesar de esta subida, la factura eléctrica sigue siendo casi un 10% más barato que en el mismo período del año anterior, e incluso llega a situarse a niveles similares a los de 2016 donde la factura eléctrica media se situaba en 59 euros para el consumidor.

Factura de la luz julio en los últimos cinco años
Año PVPC/kWh Factura mes
2016 0,102618 59,65€
2017 0,113154 62,59€
2018 0,12732 52,53€
2019 0,113169 61,87€
2020 0,093328 56,21€
2020 0,093328 56,21€

En cuanto al precio medio de cada hora, cabe destacar que las horas más baratas, como viene siendo habitual, se corresponden con los de la madrugada situándose el precio del kilovatio hora (kWh) en los 0,0875€ entre las 4h y las 5h. Las horas más caras se corresponden -en la línea habitual- con las primeras de la noche, con un PVPC que se sitúa en los 0,0976 de media entre las 22 y las 23h.

En el caso del gas natural el precio ha sufrido un descenso en el último mes. Para quienes tienen contratada la tarifa TUR 3.1 tendrán que pagar una factura mensual de 24,67€, mientras que los que tengan contratada la tarifa TUR 3.2 , tendrán que pagar un recibo mensual de 67,31€.

¿Cómo hacer frente al recibo de la luz?

Ante la subida del recibo eléctrico hay que estar preparado, sobre todo en nuestros hogares, puesto que un elevado uso del aire acondicionado puede encarecer más de lo previsto el coste de la factura eléctrica.

Por este motivo, te traemos estos consejos y recomendaciones para que ahorres energía a pesar de las altas temperaturas:

  • Mejora el aislamiento de tu vivienda. El aire acondicionado es el causante de la mitad del consumo energético de un hogar en verano, por ello te recomendamos usar aislantes térmicos en las paredes de tu hogar, además de sustituir las ventanas viejas por otras de aluminio.
  • Apuesta por LED y bajo consumo. Además de consumir mucha electricidad, las tradicionales bombillas incandescentes que aún conservamos en nuestros hogares desprenden una gran cantidad de calor con su uso.
  • No bajes el aire acondicionado de los 25 grados. Se estima que por cada grado que disminuyas el aire, el consumo de energía aumenta un 8%, de esta forma conseguirás ahorrar en tu factura de la luz.
  • Usa los electrodomésticos imprescindibles. En la medida de lo posible y siempre que no lo necesites, intenta tener apagado hornos, luces, aspiradoras, etc.
  • Mantén las persianas bajadas durante las horas centrales del día. Aprovecha la noche y las primeras horas de la mañana para ventilar el hogar y evita abrirlas demasiado durante las horas de más calor.
Actualizado el
 
91 076 66 35
Te Llamamos