Cambiar la contraseña del Wifi: porqué es necesario y cómo hacerlo

contraseña-wifi

Nuestra seguridad en Internet se puede ver comprometida si dejamos la misma contraseña que venía por defecto en nuestro Wifi. Por eso, en este artículo te explicamos cómo cambiarla y porqué es necesario hacerlo.


¿Porqué cambiar la clave del wifi?

Las contraseñas de los wifis se crean automáticamente a través de unos algoritmos, para que las operadoras no tengan que ir creándolas una por una. Esto hace que todas sigan un patrón más o menos parecido, resultando así más fácil de descubrir por intrusos.

En caso de que haya algún fallo de seguridad masivo y se descubran muchas contraseñas automáticas de los router de la compañía que hayamos contratado, nuestra clave de seguridad quedaría expuesta a ser robada. De esta forma, alguien externo podría acceder a nuestro wifi y a los dispositivos conectados a este.

Al depender de un sistema automático, la seguridad de los wifis está en peligro una vez que los atacantes descubren una contraseña tipo de nuestra operadora. Cuando estos hackers saben una, ya pueden generar millones de combinaciones de contraseñas similares, hasta encontrar una combinación que sea nuestra contraseña.

Si cambiamos la contraseña que venía por defecto en nuestro wifi, por otra que sea creada por nosotros (incluyendo mayúsculas, minúsculas y símbolos, para mayor seguridad) las opciones de que entren en nuestro Internet o los dispositivos conectados a él, serán mínimas.

¿Cómo cambiar la contraseña del wifi?

Cambiar la contraseña de nuestro wifi es un proceso sencillo, que no nos llevará mucho tiempo. Aunque no todos los modelos de router tienen la misma configuración, por lo general el proceso de cambiar la contraseña es bastante parecido en todos. Estos son los pasos que tenemos que seguir:

  1. Entra en la configuración del router a través de la dirección 192.168.1.1. e introduce el usuario y la contraseña del router, los cuales suelen venir en la caja del aparato.
  2. Busca el apartado Nombre de red (SSID) y cambia el nombre original del WiFi
  3. A continuación tienes que encontrar el término WPA, o sea, la contraseña que venías utilizando hasta ahora. Cambiala por una que incluya diferentes elementos como mayúsculas y signos, y dale a guardar.

Una vez realizados estos pasos ya habremos cambiado nuestra contraseña del wifi, aumentando así la seguridad frente a potenciales amenazas de intrusismo en nuestra red y en nuestros dispositivos.

¿Hay que cambiar también el nombre del wifi?

Cuando un atacante quiere hacerse con los datos de nuestra red lo primero que ve es el nombre de nuestra conexión Wi-Fi. Si tenemos el que venía por defecto, los atacantes intuyen que la contraseña también es la que venía por defecto, por lo que es más probable que intenten acceder a nuestra red.

Por lo tanto, si hemos hecho el esfuerzo de cambiar tanto el nombre como la contraseña del wifi, estaremos más protegidos frente a potenciales intrusos que quieren hacerse con nuestros datos personales.

Más gestiones relacionadas con tu wifi

Actualizado el