El Gobierno da luz verde al proyecto de ley de cambio climático

Proyecto de ley de cambio climático

Este martes se ha aprobado en el Consejo de Ministros el Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética para avanzar hacia un sistema que sea “respetuoso con el planeta”, tal y como ha dicho la Ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Esta normativa será debatida en la Comisión de Transición Ecológica y remará en una única dirección, la de una nueva economía más verde y sostenible. Esta propuesta de ley recoge 36 artículos distribuidos en nueve títulos y tiene como objetivo reducir las emisiones de efecto invernadero, con la ayuda de la automoción, el sistema energético y eléctrico, la edificación, la aviación y la agricultura.

Para ello se han fijado unos objetivos que se tendrán que cumplir antes de 2030. El principal será la reducción de las emisiones de, al menos, un 20% respecto a las de 1990. Estas son las principales medidas que se han adoptado:

Neutralidad climática en 2050. El 35% del consumo de la energía tendrá que ser de origen renovable dentro de diez años y, en el caso del sistema eléctrico, tendrá que ser de un 70%. Cuando se consiga este objetivo, el siguiente paso estará enfocado al 2050, año en el que 100% del sistema eléctrico tendrá que ser de origen renovable.

Fin a los coches diésel y gasolina. Se pondrán en marcha medidas para alcanzar un parque de turismos y vehículos comerciales ligeros sin emisiones de CO2 en 2050. Para conseguirlo, será necesario adoptar medidas “de acuerdo con la normativa europea, para que los turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos, excluidos los matriculados como vehículos históricos, no destinados a usos comerciales, reduzcan paulatinamente sus emisiones, de modo que no más tarde del año 2040 sean vehículos con emisiones de cero gramos de CO2 por kilómetro recorrido”, ha afirmado Ribera.

Emisiones cero en movilidad. Los Ayuntamientos de los municipios que tengan más de 50.000 habitantes tendrán que establecer lugares de bajas emisiones para 2023. Para ello, tendrán que impulsar la movilidad y el transporte eléctrico privado. El objetivo es potenciar el desarrollo de infraestructuras de recargas eléctricas en todo el territorio nacional.

Fin de los proyectos de energías fósiles. Se fomentará el uso de gases renovables, como el biogás o el biometano. Además, se prevé no otorgar autorizaciones nuevas ni permisos de investigación o concesiones de explotación de hidrocarburos en todo el territorio nacional.

Plan de inversiones. El Gobierno prevé una inversión privada de 200.000 millones de euros y la generación de entre 250.000 y 350.000 empleos cada año. El aumento de presencia de renovables y la movilización de las inversiones conllevará, según el proyecto de ley, a un crecimiento alrededor del 1,8% del Producto Interior Bruto -PIB- en 2030, representando entre los 16.500 y los 25.700 millones de euros.

Actualizado el
 
91 076 66 35
Te Llamamos