Llega el horario de invierno: ¿Cuándo tendremos que cambiar la hora y cómo nos afectará?

cambio de hora 2020

Se acerca el final de octubre y, poco a poco, se empieza a notar un ambiente más fresco, tardes más cortas y noches más largas. Sin embargo, cuando más se notará el cambio de estación será a partir del próximo domingo 25, fecha en el que entrará en vigor el horario de invierno.


Así, en la madrugada del sábado al domingo todos los relojes deberán retrasarse una hora, es decir, a las 03.00 de la mañana se tendrán que atrasar a las 02.00 am. De esta forma, entrará de manera oficial el horario de invierno 2020/2021, el cual se alargará hasta finales de marzo. Para la mayoría de dispositivos móviles y aparatos electrónicos el cambio será automático, por lo que no tendremos que hacer nada, pero siempre es bueno revisarlo para no tener que despertarnos una hora antes.

¿Se disminuye el consumo energético?

El cambio horario de otoño se aplica no solo en España, sino en todos los países de la Unión Europea para ajustar las horas del día a las horas de luz natural. Así, la Comisión Europea considera que este cambio trae más de un aspecto positivo, como el ahorro energético y el mayor aprovechamiento de las horas de luz natural. De hecho, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) estima que el ahorro energético potencial es de un 5% solo en España.

Consejos para ahorrar en la factura de la luz con la llegada del horario de invierno

El cambio de hora afecta siempre al precio que pagamos por nuestras facturas de luz y de gas. Sin embargo, con pequeños gestos diarios, siendo constantes y creando hábitos podemos lograr ahorrar energía sin mucho esfuerzo. Estas consecuencias, unidas a la situación extraordinaria que estamos viviendo, pueden agravar sus efectos negativos. Por este motivo, te traemos estos consejos para que lleves el cambio de hora de la mejor forma posible:

 Evita las fugas de calor. Revisa el aislamiento de puertas y ventanas para evitar pérdidas de calor. A pesar de que aislar diferentes zonas de tu hogar puede suponer un gran desembolso, existen opciones como la silicona o las cintas adhesivas de aluminio, en ventanas, puertas y grietas, que son bastante sencillas y económicas:

  • Otra opción es colocar una masilla aislante.Este tipo de material se puede utilizar para rellenar pequeñas grietas y orificios, evitando así la entrada del frío. Puedes comprarla en grandes establecimientos o en tu ferretería más cercana por un precio que oscila entre los 3 y los 6 euros.
  • Asimismo, puedes poner en tu vivienda cortinas térmicas. Estas están compuestas por 100% tela poliéster y son lo suficientemente gruesas para aislar del frío. Las podrás comprar en Amazon por menos de 30€.

 Mantén tu vivienda a la temperatura adecuada. Para lograrlo, te recomendamos regular el termostato a unos 21º de temperatura. Ten en cuenta que, cada grado que bajes el termostato, puede suponer un ahorro de 35€ anuales. También, si tienes ventilador de techo, te aconsejamos invertir la dirección de las aspas para que el aire caliente, que sube hacia arriba, haga que baje regulando así la temperatura del hogar. Casi todos los aparatos tienen un botón que permite cambiar el sentido del giro.

 Revisa y limpia radiadores, calderas y estufas. Limpiar la caldera con una cierta regularidad te permite ahorrar combustible y una menor producción de residuos. Además, si notas que tus radiadores no funcionan como debieran, es probable que haya aire en sus circuitos y que tengas que purgarlos.

  • Una de las opciones puede ser colocar un burlete debajo de las puertas y ventanas. Esta pieza de goma sirve para aislar espacios de 15mm impidiendo la filtración de agua, suciedad o frío en la vivienda. Su precio es muy económico, ya que podrás adquirirlo por tan solo 4,99€.

 Usa los electrodomésticos de manera eficiente. Es aconsejable lavar a baja temperatura, ya que el 80% del gasto en energía de este aparato proviene del calentamiento del agua. Además, es habitual que nos olvidemos apagar las luces de los dormitorios o baños. Y esas bombillas encendidas, teniendo en cuenta que las horas de la noche se alargan, se traducen en unos euros más en la factura de la luz.

 Si cuentas con una tarifa con discriminación horaria, no dudes en aprovecharla. Adapta tus hábitos de consumo lo máximo posible a las horas más baratas, es decir, al período valle, algo que verás reflejado en la factura de la luz. Recuerda que durante el horario de invierno el período punta - o caro- tiene lugar de 12:00h hasta las 22:00h y el período valle -o barato- de 22:00h hasta las 12:00h.

¿Cómo afrontar el cambio horario?

Ante un cambio de horario que no podemos evitar, es bueno plantearse que es mejor prepararse para que este no nos pese en exceso. A continuación exponemos algunos consejos:

  • Modifica la hora de las comidas y el descanso unos días antes al cambio horario, así la adaptación será mucho más fácil. Evita también dormir la siesta durante el día hasta que el cuerpo se habitúe a este. Es decir, establece una rutina de sueño, con horarios fijos para acostarse y despertarse una vez haya sido el cambio la hora.
  • Intenta no consumir bebidas excitantes, como el café o el alcohol antes de acostarte. Asimismo, evita comidas abundantes para cenar. De este modo, la digestión será mucho más fácil.
  • En la medida de lo posible, no realices ejercicio a última hora del día, ya que esto activa nuestro metabolismo.
  • Evita las luces potentes antes de dormir, sobre todo la de móviles, ordenadores, tabletas o televisores.

¿Último cambio de hora de la historia?

Los cambios horarios, tanto el de invierno como el de verano, vienen normalizados en la Directiva Europea 200/84 CE. y se tratan de una medida que tiene como objetivo el ahorro energético así como el aprovechamiento de las horas de luz natural. La norma tiene su origen a principios de la década de los 70, coincidiendo con la crisis del petróleo, que afectaba a muchos países industrializados. Con ello, se intentó paliar la situación energética que se vivía en aquellos momentos.

No obstante, en la actualidad, el Parlamento Europeo debate la posibilidad de eliminar los cambios de hora a partir de 2021. Todavía no hay una decisión firme, pero es muy posible que en un futuro próximo se siga con los cambios de hora actuales, ya que el Covid ha trastocado la decisión de los países miembro sobre qué horario quedarse: si el de verano o el de invierno.

¿Desde cuándo hay cambio de hora en España?

En España el debate es diferente, ya que la cuestión se centra en el huso horario. Por la situación geográfica de nuestro país, el horario que nos corresponde sería el de Reino Unido y Portugal. Pero, ¿por qué vamos una hora por delante? La respuesta es que el horario español lleva vigente desde tiempos de Franco. Concretamente, desde el 17 de marzo de 1940. Desde entonces, los relojes españoles, a excepción de las Islas Canarias, van una hora por delante de lo que les corresponde y de ahí algunas opiniones que piden el cambio horario.

Actualizado el
 
 
91 076 66 35
Te Llamamos