La factura de la luz se dispara con la llegada de la borrasca Filomena

Factura luz 2021

Tras la reciente ola de frío que acabamos de pasar la factura de la luz se ha encarecido alcanzando un máximo histórico. Concretamente, con el precio medio de lo que llevamos de mes, el recibo eléctrico ha aumentado un 20% más que en el mismo período de 2020, lo que se traduce en un impacto en la factura de unos 72,30€.


¿A quién afecta la actual subida de la luz?

La subida de la luz solo afectará a los consumidores que estén acogidos a la tarifa del mercado regulado o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).

¿Cómo puedo saber si estoy en el mercado libre o regulado?

Para averiguar si tienes contratada una tarifa de luz en el mercado regulado o en el libre puedes consultarlo de las siguientes formas:

  1. En la factura de la luz encontrarás un apartado específico dentro de la sección “datos de contrato” en el que aparecerá si es PVPC o no. Si aparece que tu tarifa es PVPC significa que tienes contratada una tarifa dentro del mercado regulado y por tanto te afecta la subida del precio vivida las últimas semanas.
  2. Consultando el área de clientes de tu compañía. En el apartado contratos encontrarás el nombre de la tarifa. Al igual que ocurre en el caso anterior, si es PVPC aparecerá indicado.

No tengo una factura de la luz a mano, ¿qué tengo que hacer para saber en qué tipo de mercado estoy?

En este caso será necesario que te pongas en contacto con tu compañía para que te indique en qué tipo de mercado tienes contratada tu actual tarifa.

¿Estoy acogido al bono social me va a afectar esta subida en la factura de la luz?

Para ser beneficiario del bono social hay que tener contratada una tarifa PVPC por lo tanto sí que te afecta esta subida de la luz. Sin embargo, te aconsejamos que mantengas el bono social ya que se trata de la mejor ayuda disponible para el pago de las facturas de electricidad y no hay ninguna tarifa ni descuento que mejore sus condiciones.

¿Por qué ha subido tanto el recibo eléctrico y a quién afectará?

Los motivos principales por los que se está produciendo este fuerte incremento en el recibo eléctrico son varios, pero pueden resumirse en tres grandes puntos.

Por un lado, el frío actual provoca que suba la demanda de energía para el uso de calefacción, lo que hace que suba el precio de la oferta. Por otro lado, la poca aportación de energías renovables al mix energético por la escasez de viento y lluvia influye también en el precio.

En tercer lugar, además, en España utilizamos tecnologías más caras para generar la electricidad necesaria que permite cubrir los picos de demanda como el actual, como es el gas natural.

Es importante tener presente que este aumento no afecta a todos los consumidores. En concreto, los usuarios a los que afectará esta subida serán los que tienen contratada una tarifa PVPC - precio voluntario para el pequeño consumidor-. Es decir, a aquellos que se encuentran en el mercado regulado, un total de unos 11 millones de hogares están acogidos a este tipo de tarifa.

¿Cuánto pagaremos de más con la llegada de la borrasca Filomena?

Para saberlo hay que tener en cuenta diversos factores, entre los que se encuentra el aumento del consumo derivado de un mayor uso de la calefacción y, por otro, el precio medio al que pagaremos dicho consumo expresado en €/kWh.

El precio del kilovatio hora se encuentra hoy en los 0,1693 euros. Si se mantuviera este precio durante todo el mes de enero, la factura se dispararía hasta los 83€.

¿Qué podemos hacer para ahorrar en la factura de la luz?

Estos son los principales consejos que se deben tener en cuenta para conseguir reducir la factura de la luz a pesar de la ola de frío:

  • Mantener la vivienda a la temperatura adecuada. Para ello, es aconsejable regular el termostato a unos 21º de temperatura.
  • Es recomendable evitar consumir luz en horas más caras. En 2020, la tendencia general fue que los tramos más caros se correspondieron con las horas previas a la cena.
  • Revisar el aislamiento de puertas y ventanas para evitar las fugas de calor.
  • Si es posible, optar por otras energías más baratas para la calefacción. Por ejemplo, aquellos que tengan estufas de gas natural, de butano o pellet.
  • Sumarse a iniciativas de ahorro como las Compras Colectivas, que permiten acceder a tarifas con precios más ajustados a través de la unión de usuarios que se juntan para negociar por volumen.
Actualizado el
 
 
91 076 66 35
Te Llamamos