¿Cuánto pagarás en tu factura de la luz mientras te vas de vacaciones?

gastos energia - casa

Son muchos quienes, en estos momentos, están disfrutando de unas merecidas vacaciones, mientras que otros están a punto de comenzarlas. Algunos afortunados pasan fuera de casa todo el verano, sin embargo otros solo tienen la posibilidad de irse unos pocos días. Durante estos períodos, en los que no hay nadie en el hogar, se sigue consumiendo energía pero, ¿cuál es el consumo real de energía en las viviendas mientras estamos fuera?


En Selectra, hemos realizado un estudio para saber cuánto pagarás por la factura eléctrica mientras estás de vacaciones.

Para hacer los cálculos nos hemos basado en un hogar con una potencia contratada de 4,6 kW y un consumo de 291,7 kWh mensuales, lo que corresponde con los valores de un hogar medio en nuestro país. También se ha tenido en cuenta el precio del kilovatio hora en los que llevamos del mes de julio -que se sitúa en los 0,114132 €- el impuesto eléctrico, el IVA y el alquiler del contador. A esto hay que sumarle el del consumo residual de la nevera- único electrodoméstico que se queda encendido durante las vacaciones-. Tras realizar dichos cálculos, hemos obtenidos los siguientes resultados:

La factura de la luz para una vivienda habitada durante el mes de julio es de 64,54€. En el caso de que los inquilinos o propietarios del inmueble estuviesen 15 días fuera, el recibo eléctrico sería de 43,73€ y si no estuvieran en 21 días sería de 32,25€. En el caso de no estar en la vivienda durante los meses de julio y agosto el importe a pagar en el recibo sería de 50,08€.

¿Por qué pagamos cuando no estamos consumiendo?

Cada vez que nos vamos de vacaciones, aunque no consumamos energía porque lo tengamos todo desconectado -algo que nunca pasa porque siempre dejamos, como mínimo, en funcionamiento la nevera- tenemos que seguir pagando el término de potencia de la de luz, dicho de forma simplificada, por la potencia que tengas contratada en tu vivienda o negocio.

La potencia eléctrica es aquello que te permite conectar una serie de aparatos al suministro para tenerlos funcionando a la vez. El término de potencia de tu factura -así viene expresado en la misma- será el mismo en cada mes, independientemente de lo que consumas. Este dependerá de dos factores: la potencia contratada y el precio por el kW que tenga la tarifa de luz contratada.

Así, las variables que afectan al posible ahorro en la factura son bajar la potencia a la mínima necesaria y escoger una tarifa eléctrica con un precio por la potencia interesante para el bolsillo del consumidor.

Las compañías explican que es necesario pagar este término de forma continuada porque hay un tema de dimensionamiento de la capacidad de la red para que todo el mundo tenga a su disposición la potencia que necesite. No pagar por esta parte de la factura supondría unos costes demasiado elevados para el sistema.

Actualizado el
 
91 076 66 35
Te Llamamos