6 consejos para ahorrar en calefacción con la llegada del frío

Ahorrar calefacción

Esta semana llega el frío a casi toda la península y eso conlleva que muchos hogares comenzarán a encender la calefacción. Además, debido a la situación actual, este otoño pasaremos muchas más horas en casa, por lo que el un recibo será mucho más elevado.

Para que el gasto sea el menor posible, te traemos estos 6 consejos con el objetivo de que ahorres en tu consumo energético durante los meses de frío:

 Mantén la vivienda a una temperatura adecuada. Te recomendamos regular el termostato a unos 21 grados de temperatura, ya que es la óptima para mantener caliente una vivienda.

Es recomendable también cerrar estancias en las que no se suele estar y mantener apagados los radiadores en las habitaciones que no sea necesario.

 Revisa el aislamiento de puertas y ventanas. A pesar de que aislar algunas zonas del hogar puede suponer un desembolso económico, realizar estas mejoras en el aislamiento de la vivienda conlleva una reducción del consumo energético, lo que se traduce en un ahorro del recibo de hasta un 30%. Para ello puedes, por ejemplo, colocar un burlete debajo de las puertas y ventanas. Esta pieza de goma sirve para aislar espacios impidiendo la filtración de frío en la vivienda.

 Apaga el termostato. Apagar la calefacción por la noche o cuando no hay nadie en casa ayudará a reducir tu consumo. También es recomendable que cierres completamente las persianas y ventanas cuando se vaya la luz solar. Si hace mucho frío y no vas a estar en casa durante algunas horas, te recomendamos regular el termostato en torno a los 15 grados, así mantendrás el calor en el hogar sin consumir de forma excesiva.

 Evita cubrir los radiadores. No utilices el radiador para poner ropa húmeda encima para que se seque, ya que aumentará notablemente el consumo.

 Coloca alfombras en la vivienda. Si la vivienda no cuenta con suelos de madera, que son los que más ayudan a optimizar el aislamiento térmico, una opción es colocar alfombras en algunas estancias de la casa, ya que ayudarán a que la habitación se mantenga a una temperatura más cálida.

 Comprueba la tarifa que tienes contratada. Esto es un factor muy importante para ahorrar en el recibo. Cuantos más kilovatios se tienen contratados, mayor será el coste del término fijo en la factura. Para ello, es aconsejable calcular el número de kilovatios que realmente son necesarios según las características de la vivienda, el número de personas que vivan en ella y los hábitos de consumo. Si tus necesidades y hábitos de consumo realmente han cambiado deberás ponerte en contacto con tu compañía para tramitar un cambio de tarifa que se adapte a tus nuevas necesidades.

Actualizado el
 
 
91 076 66 35
Te Llamamos