El cambio de hora llegará el último fin de semana del mes de marzo

llega el cambio de hora

La madrugada del sábado al domingo 31 de marzo tendremos que adelantar las manecillas del reloj, es decir, a las 2:00 serán las 3:00h. Así, en tan solo una semana, entrará en vigor el horario de verano en medio de una gran incertidumbre.


¿Será el último cambio de hora?

A pesar de que Bruselas pretendía que el último cambio de hora tuviese lugar en marzo u octubre de 2019, dependiendo de lo que decidiese el gobierno de cada país en relación con quedarse definitivamente en el horario de invierno o de verano, finalmente esto no sucederá.

Habrá que seguir esperando como mínimo hasta 2021 al no haber consenso al respecto. La Comisión de Transporte y Turismo del Parlamento Europeo ha decidido retrasar esta fecha para que los países miembros tengan más tiempo de decidir, aunque tendrán que hacerlo, como muy tarde, en abril de 2020.

Los países que opten por quedarse con el horario de verano tendrán el último cambio de hora en marzo de 2021, mientras que los que decidan permanecer en el de invierno el último cambio de hora se produciría en octubre de 2021.

Curiosidades sobre el cambio de hora

 Actualmente, el cambio de hora se aplica en 70 países del mundo, la mayoría pertenecientes al hemisferio norte.

 Esta iniciativa se realizó por primera vez durante la Primera Guerra Mundial con el objetivo de ahorrar energía.

 En España, se llevó a cabo este cambio en 1940 por afinidad política con Alemania.

 Durante la Guerra Civil, el bando republicano tenía un horario y el bando nacional otro.

 El constructor inglés William Willet, que curiosamente es el tatarabuelo de Chris Martin, vocalista de la banda británica Coldplay, fue el padre del cambio de hora.

Medidas de ahorro con el cambio de hora

Según los cálculos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el ahorro total en iluminación derivado del cambio de hora ronda los 300 millones de euros. De esa cantidad, 90 millones corresponderían a los hogares españoles.

Con la llegada del horario de verano se puede ahorrar energía llevando a cabo medidas como adaptar el hogar a las subidas de las temperaturas. Por ejemplo, se recomienda tener las persianas subidas para aprovechar la luz solar, ya que las horas de luz natural irán aumentando a medida que avance la primavera, y ventilar a primera hora del día.

Asimismo, otras opciones para consumir menos energía incluyen bajar la temperatura del agua fijando el termostato a unos grados menos, desenchufar los aparatos que no se van a utilizar durante la primavera y el verano, como es el caso de los radiadores eléctricos, deshumidificadores, etc o evitar el uso de la secadora.

Actualizado el
 
91 076 66 35
Te Llamamos