7 trucos para bajar la temperatura del coche en verano

Aire acondicionado coche

Ha llegado el calor y, con la nueva normalidad, también los desplazamientos en carretera. Con estas altas temperaturas es impensable viajar en coche sin encender el aire acondicionado, pero hay que tener cuidado porque abusar de este sistema de refrigeración hará que gastemos mucho más combustible de lo habitual, si no lo hacemos con moderación.

Por este motivo, te traemos algunos trucos para que puedas enfriar tu coche con la llegada del verano, ya sea con o sin aire acondicionado:

  1. Lo primero que debes saber es que la temperatura óptima para estar en el interior de un vehículo es entre 22 y 24 grados. Si la temperatura exterior te lo permite y prefieres no encender el aire acondicionado puedes optar por llevar la ventana abierta.
  2. En el caso de que decidas poner el aire acondicionado, no bajes las ventanillas ya que entrará el calor del exterior. Además, si conduces a más de 90km/h y llevas las ventanas bajadas se disparará el consumo de combustible por la resistencia aerodinámica.
  3. A la hora de aparcar hazlo en un sitio con sombra y utiliza parasoles. También puedes cubrir los asientos y usar un cubrevolante específico para no quemarte las manos cuando entres en el coche. Otra opción es dejar el vehículo en el interior de un parking o garaje, siempre que sea posible.
  4. Si el coche lleva muchas horas aparcado al sol, existe un truco para que baje la temperatura del interior de forma rápida. Para ello tendrás que bajar completamente una ventanilla, por ejemplo, la del copiloto e inmediatamente abrir y cerrar la puerta del lado del contrario, en este caso la del conductor. Hacerlo genera el efecto de presión-depresión y entrará una fuerte corriente dentro del vehículo que reducirá de forma considerable la temperatura que hay en el interior del coche.
  5. En el caso de no tener aire acondicionado y tienes previsto realizar un viaje largo en carretera, intenta salir a primera hora de la mañana. Así evitarás conducir durante las horas de más calor.
  6. Si estás parado y tienes el motor del vehículo apagado, intenta no encender el aire ya que no enfriará igual.
  7. Es recomendable que durante los meses de invierno también enciendas el aire de forma puntual. Así comprobarás que su funcionamiento es el adecuado y no te llevarás una desagradable sorpresa si llega el calor y se encuentra estropeado.
Actualizado el
 
91 076 66 35
Te Llamamos