9 consejos para ahorrar en la factura de la luz durante el confinamiento

Ahorro factura luz confinamiento

No cabe duda de que el cambio de rutina provocado por el estado de alarma ha supuesto un aumento considerable en el consumo de la electricidad, el gas y el agua en los hogares, ya que ahora la mayoría de los españoles pasamos 24 horas en casa.

Teletrabajar, hacer todas las comidas en el hogar, el deporte, las clases online de los niños y el tiempo de ocio ha hecho que se incremente la factura eléctrica pero, ¿cómo podemos conseguir ahorrar el máximo posible en el recibo de la luz en tiempos de confinamiento?

Con pequeños gestos diarios y creando hábitos podemos lograr un ahorro considerable de energía. Estos son los principales consejos que debes tener en cuenta si quieres conseguir reducir tu factura de la luz durante el confinamiento:

 Revisa la tarifa y la potencia que tienes contratada. Este factor es muy importante a la hora de ahorrar en el recibo eléctrico, debido a que determina el coste fijo de la factura. La potencia contratada establece el número de aparatos eléctricos que pueden conectarse a una vivienda. Cuantos más kilovatios tengas contratados, mayor será el coste del término fijo en tu factura. Para ello, te recomendamos que calcules el número de kilovatios que realmente necesitas según las características de tu inmueble, el uso del suministro eléctrico, el número de personas que habitan en la vivienda y los hábitos de consumo eléctrico.

Si tus necesidades y hábitos de consumo realmente han cambiado y necesitas reducir la potencia, deberás ponerte en contacto con tu compañía para tramitar la solicitud.

 Aprovecha la tarifa con discriminación horaria si la tienes contratada. La discriminación horaria es un tipo de tarifa de luz que contabiliza el consumo eléctrico en dos períodos (diurno y nocturno), siendo las horas nocturnas las más baratas, también denominadas como horas valle. Esta modalidad de tarifa es muy recomendable para aquellas personas que concentran gran parte de su consumo durante la noche. Intenta adaptar tus hábitos de consumo lo máximo posible a las horas más baratas, es decir, al período valle, y lo verás reflejado en la factura de la luz. Recuerda que durante el horario de verano el período punta- o caro- tiene lugar de 13:00 a 23:00h y el período valle -o barato- de 23:00-13:00h.

 Mantén tu vivienda a la temperatura adecuada. Aunque aún no hace falta, porque estamos en plena primavera, cuando llegue el calor, te aconsejamos regular la temperatura del aire acondicionado entre los 24ºC y los 26ºC de temperatura.

 Te recomendamos también tener las persianas subidas para aprovechar la luz solar, ya que las horas de luz natural irán aumentando a medida que avance la primavera, así evitaremos tener un gran número de bombillas encendidas.

 Ventila el hogar a primera hora del día.

 En la medida de lo posible, baja la temperatura del agua fijando el termostato a unos grados menos.

 Desenchufa los aparatos que no se van a utilizar durante la primavera y el verano, como es el caso de los radiadores eléctricos. Al dejarlos en stand by siguen consumiendo electricidad y, aunque no supone el mismo gasto que si el aparato estuviese encendido, provocan un aumento innecesario del gasto en la factura eléctrica.

 Los electrodomésticos que generan calor son los que más gastan. Evita, por ejemplo, el uso de la secadora con la llegada del calor. Este aparato es uno de los que más consume. Aprovecha la llegada del buen tiempo para tender la ropa en la terraza, siempre que sea posible. En el caso de los electrodomésticos que utilizas para cocinar y, teniendo en cuenta que ahora mucha personas están aprovechando el confinamiento para hacer todo tipo de repostería, y para ello se requiere del uso del horno, te recomendamos apagarlo completamente para usar el calor que se acumula durante los últimos minutos de cocción.

 Apaga el ordenador y el televisor. Evita que estos aparatos estén todo el día en stand by para que no sigan consumiendo energía. Por este motivo, te aconsejamos apagarlos del todo siempre y cuando no los tengas que usar.

Actualizado el
 
91 076 66 35
Te Llamamos