5 falsos mitos sobre el ahorro en calefacción

Mitos ahorro calefacción

En pleno invierno y con tantas horas que pasamos en casa debido al aumento de las restricciones por la Covid, la mayoría de los hogares están incrementando de forma considerable su gasto energético. La calefacción está aumentando mucho el recibo y, si no se hace un buen uso de ella, puede suponer un gran desembolso durante estos meses.

Por este motivo, te desvelamos los falsos mitos que existen sobre el uso de la calefacción y te ofrecemos estos 5 consejos para reducir tu factura.

 Calentar un poco la vivienda durante todo el día produce un ahorro en la factura

Son muchas las personas que creen que es mejor calentar el hogar durante todo el día en lugar de apagar y encender la calefacción cuando es necesario. Esta afirmación es falsa, ya que el calentamiento constante requiere un esfuerzo continuo de las calderas y radiadores. Por este motivo, mientras estás fuera de la vivienda, es recomendable bajar la calefacción o apagarla. También es aconsejable, para evitar el frío al llegar a casa si tienes una vivienda domotizada, encender desde el teléfono móvil el termostato para que caliente el hogar un rato antes de tu llegada.

 La temperatura adecuada para calentar tu casa oscila entre los 24 y 25°

Esta afirmación también es falsa, ya que estas temperaturas son demasiado altas y pueden afectar a la calidad del sueño, provocar dolores de cabeza y una subida en la factura. Para calentar el hogar a la temperatura ideal, te recomendamos regular el termostato a unos 21 grados de temperatura, además de cerrar estancias en las que no se suele estar y mantener apagados los radiadores en las habitaciones en las que no sea necesario.

 Calentar el hogar con gas es más caro que hacerlo con electricidad

Aunque es cierto que la instalación de una caldera de condensación de gas es cara, a largo plazo, te ayudará a ahorrar, ya que calentar la casa con una calefacción de gas es más barato que hacerlo con radiadores eléctricos.

 Aislar algunas zonas del hogar supone un gran desembolso

Realizar algunas mejoras en el aislamiento de la vivienda supone un gasto extra y muchas personas piensan que no es necesario. Sin embargo llevarlo a cabo puede suponer un ahorro en el recibo de hasta un 30%. Una de las opciones que te proponemos es colocar un burlete debajo de las puertas y ventanas. Esta pieza sirve para aislar espacios impidiendo la filtración del frío en la vivienda.

 Las ventanas no deben abrirse en invierno para mantener el calor dentro de la vivienda

No ventilar es una mala idea si quieres ahorrar energía. De hecho, la ventilación es fundamental para renovar el aire dentro del hogar y, si no se hace, aumentará la humedad dentro de la vivienda y se consumirá más energía porque el aire húmedo es más difícil de calentar. Por eso es recomendable abrir las ventanas para ventilar tu casa de 5 a 10 minutos al día, como mínimo.

Además, si sueles secar la ropa en el interior de la casa, asegúrate de colocar el tendedero lo más cerca posible de la ventana para evitar la humedad.

Actualizado el
 
 
91 076 66 35
Te Llamamos