Un asesor energético le atenderá en el

91 076 66 35 Llamada gratuita

Autoconsumo eléctrico: ¿Cómo instalar paneles solares?

Usted está aquí

 

El autoconsumo a través de la instalación de placas solares facilita la introducción de la energía solar en el consumo doméstico permitiendo al ciudadano de a pie producir electricidad de una forma independiente, sostenible y económica.

Las placas solares como una opción de la energía solar

En nuestros días, el sistema energético ha sido abocado a hacer frente a numerosos retos debido a la entrada de las energías renovables, el vehículo eléctrico y la descarbonización de nuestra economía con la finalidad de cumplir con los compromisos medioambientales.

Ya es una realidad palpable observar modelos de negocio que buscan optimizar la rentabilidad de sus inversiones en nuevas formas de consumo eléctrico que hace diez años eran impensables. De esta manera, según las directrices marcadas por la Unión Europea para 2030, se espera un cambio revolucionario en el sector donde el poder de decisión del consumidor sea una pieza clave y la palanca del cambio en persecución de un modelo energético más transparente y que posibilite la integración de las nuevas tecnologías que se están desarrollando en otros sectores.

“Imagínate una aplicación móvil que permita conectar a dos conductores de vehículo eléctrico para intercambiar puntos de recarga, o una red de consumo inteligente de electricidad que te permita decidir si consumir energìa desde tus paneles solares o de la red eléctrica en base al precio del mercado.”

¿Qué debes saber de una instalación de placas solares?

La instalación de paneles fotovoltaicos se puede resumir en cuatro componentes principales que permiten la transformación de la energía del sol en electricidad:

Componentes de una instalación de autoconsumo
  1. Placas solares
  2. Corresponde al receptor de la irradiación solar que permite convertir la energía proveniente del sol en electricidad. De esta manera, los paneles solares permiten obtener la energía del sol de tal modo que cuanto mayor es la superficie de la placa más capacidad de absorción poseen.

    En España, Artesa es el único fabricante de paneles solares ofreciendo dos tipos en base a cómo se trabaja el compuesto con el que se hace el panel solar: de silicio monocristalino y de silicio policristalino. Las diferencias fundamentales entre estos dos tipos se encuentran en el precio y el rendimiento: el silicio policristalino permite obtener un mayor rendimiento de la energía solar absorbida con un mayor precio. Por ello, teniendo en cuenta del espacio que tengas para instalar tus paneles solares será más conveniente utilizar uno u otro tipo de material.

  3. Baterías de almacenamiento de energía solar
  4. Existe la opción de conectar baterías a la instalación de autoconsumo de tal manera que la electricidad que no se consuma, se almacene para otro momento. Por ejemplo, por la noche la energía solar recibida es nula y es muy buen momento para utilizar la electricidad almacenada en las baterías.

  5. Inversores solares
  6. El inversor solar es un aparato que permite adecuar la electricidad que es generada por los paneles solares a las condiciones de suministro de un hogar cualquiera. Por ejemplo, nos puede pasar conectar un cargador de un portatil que no se corresponde y llegar a romperlo debido a que la electricidad que llega al aparato eléctrico no es la adecuada para su funcionamiento. Por ello, la función de los inversiones es similar permitiendo transformar la electricidad a unas condiciones óptimas con la finalidad de no romper los aparatos eléctricos enchufados.

  7. Contador digital
  8. Es un dispositivo de control que permite contabilizar la cantidad de energía eléctrica que se transmite desde la generación de electricidad en los paneles solares. Así, sabremos la cantidad de energía que ha sido producida por la instalación de autoconsumo y la cantidad de energía consumida por la red eléctrica.

El autoconsumo, una nueva forma de generar electricidad

La forma habitual en la que recibimos la electricidad se ha caracterizado por la generación de dicha electricidad en centrales que se distribuye hasta nuestros hogares. El autoconsumo rompe con este esquema tradicional otorgando al consumidor generar su propia energía ofreciendo una mayor autonomía y permitiendo ahorrar en costes.

Autoconsumo eléctrico
El autoconsumo eléctrico permite obtener energía solar a partir de placas solares que transforman dicha energía en electricidad para el consumo en nuestras viviendas, comunidad de vecinos o empresas.

Autoconsumo compartido, la opción más rentable para los pequeños consumidores

Permite compartir la electricidad producida de una instalación de paneles solares por varios puntos de suministro aprovechando las economías de escala. Es decir, una comunidad de vecinos entera decide realizar una inversión conjunta en la instalación de unas placas solares en la azotea de su edificio de tal modo que los costes de la inversión se reparten entre todos los vecinos pudiendo aprovechar la electricidad todos ellos de una manera más optimizada.

En España, actualmente el autoconsumo compartido no se encuentra permitido. Sin embargo, acorde la última regulación vigente se pretende introducir esta actividad como uno de los principios fundamentales.

Impuesto al sol, medida para regular la actividad del autoconsumo: Real Decreto 900/2015

¿Qué es el impuesto al sol?

El famoso impuesto al sol ha traído mucho de lo que hablar en estos últimos tiempos. Pero, ¿realmente sabemos lo que significa cuando escuchamos en la televisión a los tertulianos referirse al impuesto al sol?

El origen del impuesto al sol corresponde al 9 de octubre de 2015 cuando se publica el Real Decreto 900/2015, también conocido como el Real Decreto del autoconsumo, ya que es la primera ocasión donde se empieza a regular la actividad del autoconsumo con una norma común para todos los territorios de España. En resumidas cuentas, este impuesto al sol representa el cargo que debe pagar un usuario que tiene una instalación de autoconsumo en su vivienda por verter energía a la red eléctrica de distribución. Es decir, como esta red eléctrica de distribución es compartida por todos los españoles, cada consumidor que utilice la red necesita pagar unos costes asociados a la financiación de la misma.

Por ejemplo, si al instalar el autoconsumo en una vivienda unifamiliar se necesita aumentar la potencia del punto de suministro, la distribuidora eléctrica no te va a cobrar por la ampliación de potencia en la red eléctrica ya que se encuentra financiado a través de los peajes que lo usuarios pagan por el uso de esta red.

Exenciones de pago al impuesto al sol Existen algunos casos particulares donde el usuario conectado a la red con una instalación de autoconsumo se encuentra exento del pago del impuesto al sol

  1. Instalaciones con una potencia inferior o igual a 10 kW
  2. Instalaciones de autoconsumo que se encuentren en los sistemas eléctricos de Canarias, Ceuta y Melilla
  3. Descuento con un cargo de menor importe a los sistemas eléctricos de Mallorca y Menorca

Derogación impuesto al sol

El 5 de octubre de 2018, se publicó el Real Decreto-ley 15/2018, que tiene como objetivo definir las líneas estratégicas de la política energética del actual Gobierno. En su contenido, se especifica el deseo de llevar a cabo la derogación del impuesto al sol, de tal modo que cualquier consumidor que desee instalar autoconsumo no sea obligado a pagar los correspondientes costes del sistema eléctrico asociados al impuesto al sol.

No obstante, el Gobierno se encuentra trabajando en elaborar una regulación sólida que fundamente esta derogación del impuesto al sol, puesto que tiene que ser aceptada por la mayoría parlamentaria.

Además, de la supresión del impuesto al sol referente a la materia de autoconsumo se pretende los siguientes términos:

  • La definición del autoconsumo compartido como un principal pilar en la actividad del autoconsumo.
  • La eliminación de la necesidad de instalar un segundo contador digital para contabilizar el volumen de energía solar generado.